Relatoría de la CIDH se pronuncia sobre detención de Esteban Rodríguez

La Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la CIDH manifiesta preocupación por el reportero cubano Esteban Rodríguez, preso desde el 30 de abril
La Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la CIDH manifiesta preocupación por el reportero cubano Esteban Rodríguez, preso desde el 30 de abril
 

Reproduce este artículo

La Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la CIDH manifestó este jueves preocupación por el colaborador de ADN Cuba, Esteban Rodríguez, preso desde el pasado 30 de abril.

El organismo internacional alertó en sus redes sociales del traslado de Rodríguez a una prisión de máxima seguridad en Guanajay, Artemisa; y posteriormente al hospital Covadonga resultando positivo a la COVID-19.

"Fue detenido cuando participaba de una manifestación pacífica en La Habana, acusado de presuntos delitos de "desorden público" y "resistencia". La Relatoría ha tomado conocimiento de denuncias sobre las graves condiciones de detención, que incluirían castigos físicos", añaden.

Por último, la Relatoría urge al Estado cubano "a respetar las garantías de debido proceso legal, y a poner fin a la práctica de hostigamiento y uso arbitrario de figuras penales contra quienes ejercen legítimamente su derecho a la Libertad de Expresión sobre asuntos de interés público".

Hilo en Twitter de la Relatoría de Libertad de Expresión:

 

 

Este miércoles 16 de junio trascendió que el opositor había sido trasladado al Hospital Docente Salvador Allende, conocido como Covadonga, por sospechas de tener el virus.

Mediante un video en vivo para ADN Cuba, el reportero Héctor Valdés Cocho confirmó el diagnóstico y dijo que el régimen prohíbe que Rodríguez tenga acompañamiento en el centro médico.

Hasta el momento no ha llamado a su familia, aunque funcionarios de la institución aseguraron que lo podría hacer.

Esteban padece de asma e hipertensión arterial, factores de riesgo ante el nuevo coronavirus.

El opositor se encuentra preso desde el pasado 30 de abril, por manifestarse pacíficamente en la capitalina calle Obispo.