Adolescente preso por protestar el 11J está enfermo en la cárcel

El adolescente Jonathan Torres Farrat tiene otitis y no le han puesto tratamiento médico en la prisión de Manto Negro, denuncia su madre Bárbara Farrat Guillén
El adolescente Jonathan Torres Farrat tiene otitis y no le han puesto tratamiento médico en la prisión de Manto Negro, denuncia su madre Bárbara Farrat Guillén
 

Reproduce este artículo

El adolescente cubano de 17 años Jonathan Torres Farrat tiene otitis y no le han puesto tratamiento médico en la prisión de Manto Negro, donde se encuentra recluido por protestar el pasado 11 de julio, denunció su madre Bárbara Farrat Guillén.

La activista Camila Rodríguez difundió en Twitter un mensaje de texto de Farrat Guillén, quien conversó vía telefónica este 19 de septiembre con su hijo, y este le contó que no le han dado tratamiento para la otitis que padece.

"No le han puesto tratamiento, tampoco se le ha aplicado ningún remedio que le alivie el dolor", denunció Rdríguez.

Fuera de prisión, la novia de Jonathan, embarazada de él, "no puede dar dos pasos sin sentir dolor, en muy poco tiempo dará a luz a su primer bebé", agregó Rodríguez en Twitter.

 

Tuit de denuncia.

Tuit de denuncia.

 

Torres Farrat se encuentra preso desde el pasado 13 de agosto, luego de participar en las manifestaciones populares del 11 de julio en La Habana.

Ese día fue detenido por oficiales de la Policía Técnica de Investigación (PTI), bajo la excusa de que aparecía en un video lanzando una piedra a policías.

Actualmente está acusado de los supuestos delitos “Desacato”, “Desorden Público” y “Atentado”. 

Desde el 13 de agosto, día de su detención, Torres Farrat no consume enalapril, un fármaco para controlar su hipertensión arterial.

El menor de edad padece de otras enfermedades como asma y en "enero de 2021 el personal médico del pediátrico William Soler descubrió además que, producto de su presión arterial alta, padece una hipertrofia en el lado izquierdo del corazón", reveló un texto del medio Cubanet. 

Su madre Bárbara Farrat Guillén solo pudo visitarlo durante cinco minutos el pasado 20 de agosto y no le dejaron pasar los medicamentos a pesar de tener documentos médicos que avalan los padecimientos de su hijo.

La ONG Cubalex documenta más de 1000 personas detenidas a raíz de las protestas populares del 11 de julio anterior. Diez adolescentes de entre 15 y 17 años aun permanecen presos.