Denuncian que menor de edad hipertenso está preso y no recibe medicación

Jonathan Torres Farrat de 17 años es otro de los menores de edad detenidos tras las manifestaciones del 11 de julio. Es hipertenso y desde el 13 de agosto, día de su detención, no ha podido continuar con su tratamiento.
Jonathan Torres Farrat
 

Reproduce este artículo

Jonathan Torres Farrat de 17 años es otro de los menores de edad detenidos tras las manifestaciones del 11 de julio. Es hipertenso y desde el 13 de agosto, día de su detención, no ha podido continuar con su tratamiento.

Ese día fue arrestado bajo la excusa de que aparecía en un video. Dos oficiales de la Policía Técnica de Investigación (PTI), indicó CubaNet, buscaron a su madre, pero a quien buscaban era a Torres Farrat, quien regresaba de vender pan; un trabajo que realiza porque su novia está embarazada.

El menor está acusado de los supuestos delitos “Desacato”, “Desorden Público” y “Atentado”. Los policías tienen como evidencia un video donde Torres Farrat se agacha, recoge una piedra y la lanza.

 “Primero se ve la masividad de piedras que viene de los policías hacia los cuatro infelices, porque no había ni 30 personas allá abajo”, contó su mamá que observó el video.

Las autoridades solo le han permitido una visita de 5 minutos el 20 de agosto; pero no le dejaron pasar los medicamentos a pesar de los documentos médicos que los avalan. Su madre ha obtenido sus pastillas en el mercado informal porque en la farmacia no los recibe desde febrero.

Los padecimientos actuales de Torres Farrat son: asma, hipertensión y en “enero de 2021 el personal médico del pediátrico William Soler descubrió además que, producto de su presión arterial alta, padece una hipertrofia en el lado izquierdo del corazón”, relató el texto.

Además, en la estación de Aguilera, la segunda donde le han recluido (primero fue en Acosta), contrajo escabiosis y le cubre toda la espalda. Allí le hicieron dormir en un colchón sin sábanas.

Un abogado se negó a presentar un Habeas Corpus a favor del joven; pero es el único recurso con que ahora cuenta la familia y persisten en ello.

La ONG Cubalex registra hasta la fecha 837 personas detenidas en el contexto de las manifestaciones. El 47% de estas se produjeron el 11 de julio y un 10% el día 12, pero se desconoce la fecha exacta de la detención en el 25% de los casos.

Además, se detuvieron a 33 personas con edades entre 14 y 18 años. Según la legislación cubana la edad mínima para ser penalmente responsable es 16 años. Al menos cuatro menores de 16 años fueron detenidos en el contexto de las protestas. En estos casos, la justicia se impartió de forma extrapenal y de manera administrativa. 

Al menos a 44 personas de las que fueron excarceladas se les impusieron medidas cautelares de fianza en efectivo entre 2000 y 5000 pesos cubanos, de acuerdo con el artículo 8.3 del Código Penal, con lo cual se pone fin al proceso penal durante la fase investigativa por decisión de la policía, pero que por el monto sí deja antecedentes penales.

También a otros se les impusieron multas de naturaleza administrativa por disposición del Decreto 31/2021 sobre propagación de epidemia; en estos casos no se puso fin al proceso, pues según declaraciones de detenidos, se les levantó un acta de advertencia y aplicaron medidas cautelares no privativas de libertad como puede ser la reclusión domiciliaria y la obligación contraída en acta (firmadas en estaciones policiales), violatorio del principio “ne bis in idem”, según el cual nadie puede ser procesado ni juzgado dos veces por un mismo hecho. 

Hasta le fecha se contabilizan unas 10 personas en desaparición forzada.

La ejecución de arrestos ha sido en todas las provincias del país, incluido el municipio especial Isla de la Juventud. El 28% de las detenciones se produjeron en La Habana, provincia con mayor número de detenidos (224), seguido de las provincias Santiago de Cuba y Holguín con el 11%, Villa Clara y Mayabeque con el 8%, y Matanzas y Artemisa con el 7%. Se desconoce el lugar de detención en el 4% de los casos registrados.