Activista en huelga de hambre Guillermo del Sol, expulsado del hospital de Santa Clara
Del Sol había sido ingresado de emergencia debido a un deterioro de su estado de salud por el prolongado ayuno, y estaba recibiendo hidratación mediante sueros.
Activista en huelga de hambre Guillermo del Sol, expulsado del hospital de Santa Clara

El periodista independiente Guillermo del Sol, en huelga de hambre desde hace 41 días este sábado, fue "expulsado" este viernes del hospital "Arnaldo Milián Castro" de Santa Clara, denunciaron varios activistas en las redes sociales.

Del Sol había sido ingresado de emergencia debido a un deterioro de su estado de salud por el prolongado ayuno, y estaba recibiendo hidratación mediante sueros.

La periodista independiente Iliana Hernández informó que Del Sol Pérez fue "montado en una guagua donde trasladan detenidos y los dejaron (a él y su hijo) en su casa". DIjo que los oficiales a cargo "les robaron los teléfonos".

"En estos momentos Adrián Del Sol, su hijo, está con Yoel Bravo haciendo la denuncia en la Fiscalía de la provincia (Villa Clara), la tiranía decidió dejar morir al periodista independiente, esto solo pasa en Cuba", condenó Iliana Hernández en su perfil de Facebook.

"Hoy es el día 41 de la huelga de hambre de Guillermo del Sol, quien demanda al régimen de Castro que deje de prohibir la salida del país de forma arbitraria a ciudadanos cubanos. Desde ayer (viernes) varios de los amigos y colegas de lucha de Guillermo hemos intentado convencerlo de que deje su huelga ya que su vida es en extremo valiosa, aún cuando respetamos su decisión y seguiremos con él en todo momento", escribió el activista Yoaxis Marcheco Suárez.

"Como ven, una vez más, a quienes sí no les importa la vida es a estos canallas de la tiranía, vean el desprecio y la maldad con que tratan a un hombre debilitado físicamente, pero con una inmensa fuerza de carácter y dignidad", señaló la activista.

El periodista independiente, miembro de la ilegal Iglesia Católica Antigua, en Santa Clara, está en huelga desde el 13 de agosto, luego de que su hijo Adrián del Sol Alfonso fuera impedido de viajar a Trinidad y Tobago para asistir a talleres religiosos de la Organización Cristiana Mundial.

En días pasados, en un llamamiento a Naciones Unidas, el grupo opositor Corriente Martiana pidió una "acción urgente" ante la delicada situación de salud que enfrenta el activista, otro de los aproximadamente 200 "regulados" por las autoridades cubanas que se han visto impedidos de viajar fuera de Cuba en lo que va de año.

El Gobierno estadounidense se ha solidarizado con el caso de Del Sol, exigiendo al régimen de La Habana que preste atención a sus demandas.