Alarma sonó para boxeo cubano en Ekaterimburgo a 10 meses de Tokio

Una sola medalla de oro, convoyada con una de plata y otra de bronce en el Mundial ruso de Ekaterimburgo, han hecho sonar las alarmas del boxeo cubano a menos de un año de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Uno sólo de los favoritos llegó a lo más alto del podio: el matancero Andy Cruz, confirmado como el púgil más talentoso del momento en la Isla.

En el Mundial de hace dos años en Hamburgo se lograron cinco títulos.

Presuntas “injusticias” arbitrales no parecen ser la causa de los pronósticos incumplidos. Basta, por ejemplo, con ver el video de la pelea de Julio César La Cruz contra el kazajo Bekzad Nurdauletov en la semifinal. Nurdauletov, para no dejar dudas, se coronó en la final sabatina.

Este combate podría muy bien ser el centro de un programa de la televisión cubana para un debate sobre el deporte del que depende la ubicación definitiva de Cuba en la tabla de medallas de los Juegos Olímpicos.

De todas maneras, de considerarse que Cuba fue perjudicada, el próximo paso debería ser una protesta oficial de la Federación cubana.

Antes de iniciarse el Mundial, el cuerpo técnico encabezado por Rolando Acebal declaró que todos los boxeadores estaban en excelentes condiciones y defendió a capa y espada la base de entrenamiento en Berlín, puesta en tela de juicio en redes sociales, incluso por algunos funcionarios del Inder, tras la deserción del superpesado José Angel Larduet.

Precisamente el éxodo de boxeadores cubanos, por la vía legal o ilegal, en los dos últimos años, es otra preocupación para los directivos, quienes veían en la inserción de Cuba en las competencias semiprofesionales y profesionales de la AIBA atenuantes para las fugas.

El cierre de la frontera mexicana también parece serlo, aunque el “efecto Larduet” dice otra cosa.

Al menos públicamente, los federativos cubanos no acaban de confirmar lo anunciado por la AIBA: que la Serie Mundial y el torneo Pro Boxing han sido cancelados indefinidamente, y que debido a la crisis financiera  de esa organización, no reconocida por el COI, los boxeadores y técnicos de la franquicia cubana Domadores no han recibido sus premios monetarios.

La víspera del Mundial, el médico de la delegación, Rafael Lerena, había asegurado que todos los boxeadores gozaban de perfecta salud. Pero tras la eliminación del pesado Erislandy Savón, se ha conocido que podría ser intervenido quirúrgicamente en La Habana al resentirse la misma lesión que le afectó su plena capacidad en la lucha por el oro durante los últimos Juegos Panamericanos.

Ekaterimburgo no fue Lima, donde los cubanos arrasaron con ocho medallas de oro. Muchos en Cuba, que presenciaron el torneo continental por la TV, comentaron en las redes sociales que los cubanos habían sido favorecidos por tres decisiones arbitrales en igual número de categorías. Fueron a la postre medallas de oro que influirían en la ubicación final de Cuba en el quinto lugar por países del cuadro de preseas.

En definitiva, nadie entró a realizarle una “cirugía” a los votos de los jueces en ese momento y los rivales de los cubanos no hablaron de despojo, mientras tomaban las cosas como rutinas del ring.

Pero la película de Lima no se volvió a proyectar. En Ekaterimburgo, Cuba no pudo presevar su hegemonía y quedó cuarta por detrás de Uzbekistán (3-1-1), Rusia (3-0-1) y Kazajistán (1-1-4).

En el auditorio ruso fue otro el estilo de boxeo, de más calidad y más agresivo, lo que vulneró en varias ocasiones el libreto cubano. No por gusto ya los directivos caribeños están anunciando cambios de divisiones de algunas figuras en el camino hacia Tokio, con Buenos Aires como primera parada, el próximo mes de marzo, para conseguir los tickets olímpicos.

Pero las preocupaciones de los que dirigen el boxeo y el deporte son muchas, más allá de movidas de divisiones, en medio de la crisis económica que regresa al escenario cubano.

Resultados de la final:


52: Shakhobidin Soirov (UZB) 5-0 a Amit (IND), primer finalista indio en un Mundial.

57: Mikazizbek Mirzakhalilov (UZB) 3-2 a Lázaro Álvarez (CUB). El cubano no pudo lograr su cuarto título mundial. A los 2.23 del segundo asalto, el referi detuvo el pleito por una herida en el rostro de Álvarez. Al recurrirse, el veredicto le fue desfavorable 3-2.

63: Andy Cruz (CUB) 5-0 a Keyshawn Davis (USA). El matancero refrendó su corona de 2017 y se encamina con grandes opciones hacia el podio olímpico

69: Andrei Zamkoboy (RUS) 4-0 a Pat MacCormack (Inglaterra), en el segundo asalto, por herida.

75: Gleb Bakshi (RUS) 5-0 a Eumir Marcial (Filipinas).

81: Bekzad Nurdauletov (KAZ) 5-0 a Dilshodbek Ruzmetov (UZB). Julio César La Cruz fue bronce.

91: Muslim Gadzhimagomedov (RUS) 5-0 a Julio Castillo (ECU)

+91: Kamshybek Kunkabayev (KAZ)  5-0 vs. Bakhhodir Jalolov (UZB). El kazajo había sido bronce en Doha 2015.