Seis años de cárcel para el músico cubano Abel Lescay

La sentencia se hizo oficial este 31 de marzo y tiene diez días para apelar, denunció Lescay en Facebook
La sentencia se hará firme este 31 de marzo y tiene diez días para apelar, denunció González Lescay en su Facebook
 

Reproduce este artículo

Las autoridades cubanas condenaron a seis años de prisión al músico Abel González Lescay, por manifestarse el pasado 11 de julio de 2021 en el municipio Bejucal, provincia Mayabeque.

La sentencia de seis años fue confirmada por González Lescay en Facebook la noche del miércoles y se hizo oficial este jueves.

"Me echaron 6 palos (años). Mañana doy la noticia oficial. Qué descaro", declaró Lescay en Facebook el 30 de marzo.

Además, hizo una invitación a sus seguidores a acompañarlo el 1 de abril a las 8 p.m en el local Casamarilla, de La Habana, donde dará un concierto.

Este 31 de marzo, el pianista publicó fragmentos de la sentencia, que confirma los seis años de privación de libertad.

"No nos asombremos. Hay a quien le echaron 25. Creo que es deber de todxs lxs cubanxs darle candela a la p... esta. Estoy puesto. Ahora debo apelar. No se ha acabado el proceso. Otro juicio cochino de mentira y luego hay un proceso de revisión si no me equivoco. Les aseguro que si voy preso me voy a preparar como beatboxer y la voy a echar buena", comentó.

Desde su denuncia, cientos de cubanos se han solidarizado con el estudiante del Instituto Superior de Arte (ISA).

En agosto de 2021, González Lescay dio testimonio de su arresto a la revista Rialta.

Según contó, en su pueblo salieron más de 800 personas y él decidió unirse a las manifestaciones.

"Gritamos un bulto de consignas. A mí se me aguaron los ojos un bulto de veces de la bomba que tenían las consignas y de lo linda que era la gente que estaba ahí. Era algo muy emocionante. La policía no salió hasta el final, hasta que Díaz-Canel dio la orden de combate esa. Todo estaba bien. Llegó mucha más gente, éramos como ochocientos. Aquello estaba muy caliente. Estuvimos frente a la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Cantamos allí el himno nacional a los policías", añadió.

El 12 de julio, un día después de las manifestaciones, llegó una patrulla policial con placa 31033 a su vivienda, y sin orden de arresto se lo llevaron detenido.

Lo trasladaron desnudo para un centro de detención conocido como El Técnico y horas después para la llamada 'prisión del sida', pues resultó positivo a la COVID-19.

Fue liberado el 18 de julio con un proceso penal pendiente por el supuesto delito de 'desorden público'. Su juicio tuvo lugar a finales de enero de 2022.

Recomendaciones

 

Relacionados