Denuncian acoso a niño cubano hijo de preso político del 11J

Cubalex denunció el acoso del Minint al niño Hugh Pupo, hijo del preso político Samuel Pupo. Según su madre, lo investigan porque la familia no deja de exigir la libertad del padre
 

Reproduce este artículo

La organización defensora de los derechos humanos Cubalex denunció este lunes el “acoso” de instituciones estatales al niño Hugh Dieter Pupo, hijo de Samuel Pupo Martínez, preso político en Cuba por su participación en las protestas masivas de julio de 2021 (11J).

“Denunciamos el acoso al niño de 13 años Hugh D. Pupo, hijo del preso del 11J Samuel Pupo. El niño, a pesar de tener una buena actitud, está recibiendo seguimiento del Departamento de Atención a Menores” del Ministerio del Interior (Minint), informó en redes sociales la ONG que monitorea las violaciones de derechos humanos en Cuba y brinda asesoría legal gratuita a personas de la isla.

“A su madre la han amenazado con retirarle la custodia [del niño] por denunciar”, agregó Cubalex.

Yuneisy Santana González, esposa de Samuel Pupo, encarcelado con sentencia de 3 años en el penal de Agüica, en Matanzas, explicó en un video difundido en redes sociales cómo está actuando el Minint con el hijo de ambos y las consecuencias del acoso a que está siendo sometido.

Según Santana González, funcionarios de Atención a Menores acuden periódicamente a la secundaria básica de Cárdenas donde el niño cursa el séptimo grado para preguntar por su comportamiento y otros detalles, a pesar de que el menor no tiene problemas en el centro educacional y ese “seguimiento” de los oficiales ha provocado que al niño le pregunten sus compañeros por la situación penal de su padre.

Hugh D. Pupo es “un niño que está pasando por un momento difícil, que un día puede tener un problema porque se trata de una edad muy complicada, y entonces están preguntado todas las semanas por él”, declaró con enojo Santana González en el video difundido esta semana.

También expresó que el acoso de las autoridades tiene que ver con las denuncias y mensajes a favor de la libertad del manifestante que ella y su hijo han publicado en redes sociales.

“Mi papá, Samuel Pupo Martínez, está preso injustamente desde el 11 de julio por gritar y pedir libertad. Él está muy enfermo. Yo lo extraño mucho. Ya va a pasar el primer día de los padres sin que estoy con él. Yo me pregunto ¿qué estará comiendo y cómo estará durmiendo?”, dijo el niño en un mensaje de varios hijos de presos políticos publicado en junio de 2022.

 

Su madre insiste  en el reclamo a las autoridades exclamando: “¿Qué culpa tiene mi hijo de lo que hizo su papá? ¿Hasta cuándo tanta injusticia? ¡Basta ya! Ustedes no saben por todo lo que ha pasado ese niño en 13 meses que lleva su padre injustamente preso. Entonces: ¿cuál es el seguimiento y la preguntadera todas las semanas sobre el comportamiento de mi hijo?”.

Ante lo que califica como “acoso infantil”, exigió también: “Dejen a mi hijo tranquilo. Síganla cogiendo conmigo, que ya me resbala, con su papá, que lo tienen loco en la prisión diciéndole que yo estoy hablando, amenazándolo y pidiéndole que me diga que me calle”.

Sin embargo, Santana González asegura que seguirá “denunciando porque sí es una injusticia tener a mi marido preso por gritar y pedir libertad”.

“En noviembre [de 2022] le toca la libertad condicional y no tengo esperanzas, porque de un país donde no hay leyes qué se puede esperar”, añadió.

Samuel Pupo Martínez, de 47 años, es un licenciado en Matemáticas y Computación que trabajaba de manera independiente, en la ciudad de Cárdenas, hasta su detención, ocurrida durante las manifestaciones que estallaron el 11 de julio y se extendieron a más de 60 localidades de Cuba.

El 11J Pupo Martínez gritó, encima de un auto volcado: “¡Abajo el comunismo! ¡Patria y Vida!”, entonces la Fiscalía lo señaló por, supuestamente, encabezar las protestas y los jueces lo sentenciaron a siete años de cárcel por “desacato” y “desórdenes públicos”, condena que fue reducida a tres luego de la presentación de un recurso de casación.