El 27N se solidariza con huelguistas de Unpacu

El grupo contestatario 27N expresó su solidaridad con miembros y aliados de la Unión Patriótica de Cuba, organización opositora que hace más de una semana inició una huelga de hambre contra la represión castrista
27N y huelguistas de Unpacu. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El grupo de activistas, intelectuales y artistas independientes conocidos como 27N expresó este domingo su solidaridad con los miembros y aliados de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), organización opositora que hace más de una semana inició una huelga de hambre contra la represión castrista.

“El 27N se solidariza con la Unpacu y se suma a la exigencia del cese de esta penalización tan horrenda que recae constantemente sobre lo que debían ser nuestros derechos más elementales”, expresaron en un comunicado difundido en redes sociales.

“El 27N surgió porque un acto de violencia gubernamental cometido contra 14 ciudadanos que exigían pacíficamente que fuera enmendada una injusticia, sintonizó a muchas personas diferentes en la necesidad de que se respete la libertad de expresión en Cuba”, recordaron.

Señaló el grupo contestatario que hoy “60 activistas pertenecientes fundamentalmente a la Unión Patriótica de Cuba se encuentran en huelga de hambre, igual que el pasado noviembre lo estaban algunos de los acuartelados de San Isidro. Se trata de una huelga en protesta por el mismo tipo de arbitrariedad y ejercicio impune e irresponsable de poder”.

De acuerdo con el movimiento de artistas independientes, “la Unpacu demanda su derecho a participar del destino de la Nación, a ayudar a quienes lo necesitan mediante su programa de auxilio a las comunidades cercanas más pobres en estado de vulnerabilidad, y a que cese el hostigamiento que sobre ellos tienen la policía y la Seguridad del Estado”.

El 27N expresó: “de modo similar lo hacemos todos los que, en tiempos de tanta precariedad, practicamos la solidaridad e invitamos a la responsabilidad ciudadana, a no tener una conducta pasiva ante el deterioro constante a que son sometidos nuestro sistema de valores y nuestros bienes materiales, por parte de la mala administración estatal”.

 

Más de una semana de huelga y bajo asedio policial

La huelga de hambre a la que se sumará Pancho Céspedes fue iniciada por el opositor cubano José Daniel Ferrer el 20 de marzo, en protesta porque el régimen mantiene el acoso contra los activistas y el cerco policial en Altamira, barrio donde está la sede de la Unpacu.

El ex prisionero político describió a ADN Cuba cómo opera el asedio que tiene el régimen implementado en los alrededores de la organización disidente, que entregaba alimentos gratuitos a decenas de pobres.

Este domingo 28 de marzo permanecían en huelga de hambre alrededor de 60 miembros de la Unpacu.

Según detalló Ferrer, “unos 20 agentes de civil permanecen en las cercanías del barrio y se hacen visibles cuando alguien logra acercarse a la sede. Le salen al paso, siempre de forma violenta, para impedirles continuar”.

“Salen de las esquinas corriendo para impedir que pase el activista o las personas que desean llegar hasta aquí. Si es necesario llaman a los refuerzos que tienen bien cerca, en el Policlínico 28 de septiembre”, añadió.

“También están de forma permanente en la zona dos patrullas al menos, además de un carro jaula y un camión de tropas especiales. Usan la escuela que está detrás de nuestra vivienda como local de vigilancia y descanso”, explicó Ferrer.

Comentó el activista, que según le han referido los agentes del régimen también cuentan con refuerzos de los sectores del Inder y Educación, y algunos de Salud Pública.