Madre cubana pide “fe de vida” de su hijo preso político y en huelga de hambre

“A la fiscal que le celebró el juicio: ponte la mano en tu corazón, mi hijo prefiere la muerte antes de cumplir esa sanción que en tu conciencia sabes que ninguno cometió”, dijo
William Leyva Pupo y su madre Idelsys Pupo
 

Reproduce este artículo

La madre del preso político cubano William Leyva Pupo pidió este jueves “fe de vida” de su hijo, un manifestante de las protestas del 11 de julio en Holguín, quien hace días dijo que entraría en huelga de hambre.

“Quiero fe de vida de mi hijo William Manuel Leyva Pupo, hoy hace ya varios días [que] se encuentra plantado en prisión provisional de Holguín. Basta ya”, exigió Idelsys Pupo en Facebook.

“A la fiscal que le celebró el juicio: ponte la mano en tu corazón, mi hijo prefiere la muerte antes de cumplir esa sanción que en tu conciencia sabes que ninguno cometió”, expresó la madre.

Según Pupo, “el mayor responsable fue Díaz-Canel cuando dio la orden al combate (…) él mismo desató una guerra entre cubanos, solo que fue una guerra de león para mono”.

“Estoy cansada de ver a mi hijo tras una reja por un delito que no cometió. Ya ahorita tengo que vender hasta mi rancho para [llevarle] sus alimentos y lo fácil que los de la Seguridad [del Estado] dicen 'hay otras medidas, está la apelación'”, lamentó la madre en otra publicación de Facebook.

Idelsys Pupo añadió: “dense cuenta que todo es dinero [y] si te cogen vendiendo cualquier cosa te meten preso o te ponen una multa altísima, todo es ganancia para ellos”.

El 17 de enero la madre de William Leyva Pupo confirmó que el manifestante del 11 de julio estaba “plantado” en huelga de hambre en una cárcel de Holguín y responsabilizó al Ministerio del Interior (Minint) por lo que le suceda.

“Yo, madre del manifestante William Manuel Leyva Pupo, quiero dirigirme a todo el mundo para que conozca que mi hijo está 'plantado' en la prisión provisional [de] Holguín, sin ingerir alimentos ni nada”, dijo en un video difundido en redes sociales.

Explicó que fue citada por las autoridades “para firmar una carta para cuando hubiera que ponerle suero y reanimarlo, ellos hacerlo”.

“Yo digo que, si le pasa algo a mi hijo, los culpables son el Minint, la Seguridad del Estado, Fiscalía… Todo el que tenga que ver con la situación de mi hijo. Le están pidiendo 18 años por un delito de 'sedición'”, denunció Idelsys Pupo.

William, de 20 años de edad, tiene trastornos psiquiátricos, aunque su familia no quiso incluir estos datos en su defensa, informó Justicia 11J, grupo de trabajo sobre detenciones por motivos políticos en Cuba. El joven ha sido golpeado y torturado en la cárcel, según sus allegados.

“El segundo jefe de la prisión, junto a otros guardias le dieron [golpes] a mi hijo, le apretaron el cuello y lo tiraron contra los cables de corriente”, dijo Idelsys a la activista Camila Rodríguez, miembro de Justicia 11J, grupo de trabajo sobre detenciones por motivos políticos en Cuba.

Leyva Pupo se enfrenta a una posible condena de 18 años por sumarse al estallido popular del pasado verano, en decenas de localidades de Cuba.

Camila Rodríguez informó que “según comunican los familiares, las conclusiones serán dadas el día 11 de febrero. Hasta ese día, no sabremos finalmente qué acontecerá con los 21 enjuiciados esta semana, ni con los menores (se espera que sus condenas queden entre 5 y 7 años de privación de libertad), ni con los adultos, a quienes Fiscalía insiste en penar con hasta 30 años de cárcel”.