11J: Fiscalía pide 25 años para el manifestante Yoanky Báez

La Fiscalía del régimen cubano solicita una condena de 25 años de prisión para Yoanky Báez Albornoz, uno de los participantes en las protestas antigubernamentales del 11J
 

Reproduce este artículo

La Fiscalía del régimen cubano solicita una condena de 25 años de prisión para Yoanky Báez Albornoz, uno de los participantes en las protestas antigubernamentales del 11 y 12 de julio (11J) en La Habana y que se extendieron a más de 60 localidades en todo el país.

El activista Marcel Valdés denunció en redes sociales que, a Báez Albornoz, de 27 años de edad y residente en Arroyo Naranjo, lo tienen prisionero en el Combinado del Este “en muy malas condiciones, ha bajado 9 kilogramos de peso”.

La esposa del manifestante dijo a Valdés que “tiene hongos y se le han caído algunas uñas, las condiciones en que los tienen son infrahumanas”.

Valdés añadió que “la petición fiscal es de 25 años de prisión, esto es inaceptable, le piden 25 años de cárcel a un hombre por manifestarse pacíficamente”.

Yoanky Báez Albornoz es uno entre más de 70 acusados de una supuesta “sedición”. La jurista Laritza Diversent, directora del Centro de Información Legal, Cubalex, dijo a ADN Cuba que estos procesos son “de los más preocupantes que hemos visto tras las protestas del 11J, porque la sedición es un delito contra la seguridad del Estado”.

Alain Espinosa, abogado de Cubalex, dijo que las acciones de los manifestantes del 11J no pueden ser tipificadas como “sedición”, porque ese delito se aplica a personas que “tumultuariamente y mediante concierto expreso o tácito, empleando violencia, perturben el orden socialista (…)”.

Según Espinosa, “ha quedado demostrado que estos fueron los hechos más espontáneos de los últimos tiempos en la realidad cubana. Además, es de público y notorio conocimiento q la violencia fue ejercida en primer lugar por las fuerzas represivas del gobierno”.

Diversent añadió que los fiscales “están poniendo en la misma petición a personas que viven en distintos lugares, fueron detenidas en circunstancias diferentes, que ni siquiera estaban físicamente en el mismo lugar, y la Fiscalía está relacionando de manera absurda todos los hechos para pedirles condenas de sedición”.

Este viernes, el activista Marcel Valdés expuso otro caso de solicitud de una severa condena por el 11J. La Fiscalía Provincial de La Habana pidió 20 años de cárcel para el cubano Elier Padrón Romero, de 26 años de edad y natural de Arroyo Naranjo.

Agrega Valdés que la condena original era de 18 años de privación de libertad y ahora la han cambiado a 20.

La madre de Padrón Romero contó a Valdés que el joven, actualmente retenido en la prisión Valle Grande, ha sido maltratado en su paso por las diferentes instituciones policiales y penales. 

Según la información del activista, “entrando a la estación de Policías Capri le dieron tantos golpes que perdió el conocimiento, después cuando lo trasladan a la estación del Cotorro cada 2 minutos era una golpiza, lo escupían y le lanzaban agua”.