¿Un cubano director de orquesta en Alemania?
A los 19 años David Pérez dirigía una orquesta de cámara y una sinfónica. Pronto se graduará en una prestigiosa institución europea
Joven dirigiendo orquesta sinfónica

Con 17 años ya era director de un coro de cámara, y a los 19 de una orquesta de cámara y una sinfónica. Hoy, con 23 años, David Pérez Anido está a dos meses de graduarse de Dirección coral y Orquesta en el Institut für Kirchenmusik und Musikwissenschaft, Universität Greifswald (Alemania), y piensa viajar en breve a Cuba.

Dentro de su familia no existen antecedentes musicales, paro ya con 3 años de edad entró en la cantoría infantil Solfa. 

"Desde pequeño ya sabía que quería ser músico. Dicen mis padres que llegaba a casa después de los ensayos y cuando sonaba música en el televisor me paraba frente a él y comenzaba a mover las manos, como si estuviera dirigiendo una gran orquesta o un gran coro".

David estuvo en el Solfa desde el 1999 hasta el 2012, bajo la dirección de la excelente musicóloga y pedagoga Mailán Ávila. 

"Ahí tuve mi primera gran oportunidad. Me propusieron cantar en la coral Juan Pablo II para la Santa Misa oficiada por el Papa Benedicto XVI en La Habana, bajo la dirección de Alina Orraca. En el 2015 estuve también en la cantata de la santa misa oficiada por el Papa Francisco".

Estudió el Nivel en Medio Canto Lírico en el Teatro Lírico Nacional de Cuba y de esa etapa recuerda que "los que estudiábamos canto podíamos escoger un instrumento como asignatura opcional. Estuve 2 semanas pensando, hasta que me decidí por la dirección coral", comenta.

La maestra Teresa Boulart, jefa de la cátedra de Dirección Coral en ese momento, lo acogió para su formación. Juntos fundaron y dirigieron, en su primer año del conservatorio, el coro de cámara Voces Criollas, del Amadeo Roldán. 

En el 2015 la agrupación fue seleccionada entre 25 conjuntos corales de todo el mundo para participar en el 63 Concurso Polifónico Internacional Guido d’ Arezzo, en Italia, uno de los 6 importantes galardones europeos en el ámbito de la música coral, que da paso a optar por el Gran Prix Europeo de Canto Coral. 

"Estuvimos felices. Trabajamos con una energía increíble, pero no obtuvimos financiación, por lo que no llegamos al certamen, pero de igual manera estuvimos felices de lo logrado".

Ya para el segundo curso Pérez Anido se convirtió en cantante de la Schola Cantorum Coralina, que dirige la maestra Alina Orraca y que pertenece al catálogo de excelencia del Centro Nacional de Música de Concierto. 
"Cada ensayo era como una clase magistral. Siempre estaba ayudándola a hacer los programas de conciertos y otros papeles de trabajo. Cada detalle, por mínimo que fuera, era siempre un lujo".

En el tercer curso Pérez Anido creó una orquesta de cámara con amigos de estudio, y al mismo tiempo pasó a dirigir la orquesta sinfónica del conservatorio Paulita Concepción. 

"Ese fue el último y más grande impulso para llegar a donde estoy", explica a ADN Cuba el joven músico. 
"En cuarto año del conservatorio conozco a un excelente músico y amigo, Martin Rost, en un festival de música sacra, organizado por el Arzobispado de La Habana y la Universidad de Ratisbona, Alemania". 

Para dicha de David el señor Rost era profesor de la Universität Greifswald y le propuso aplicar para el centro de altos estudios. 

"Mandé rápido mis videos de los conciertos, grabaciones en vivo, cartas de recomendación y mi currículum. Finalmente fui aceptado y llegué a Alemania".

Paralelo a sus estudios comenzó a hacer carrera profesional, dándose a conocer en prestigiosos festivales y giras de concierto, tanto en territorio teutón (festival de verano Friederich Stellwagen, Bachwoche, Greifswald, Feria Coral CHOR.COM, Hannover) como en funciones en Polonia (festival de música antigua) y Lituania (festival de música sacra). 

En Cuba también ha participado en el Festival Internacional de Coros Corhabana, en el de Música Antigua Esteban Salas, en el Mozart Habana, en el Festival de Música Contemporánea y el Festival de la Música Francesa. Además, ha ofrecido conciertos en la sala Dolores de Santiago de Cuba, lugar donde se realiza el importante festival de coros de Santiago.

Sobre el nivel de la música de concierto en la Isla, David advierte que "es muy alto”.

“Hay que contar con nosotros para la música sinfónica y coral. Existen importantes compositores cubanos que su música me acompañan a donde vaya: Leo Brouwer, Esteban Salas, Conrado Monier, Calixto Álvarez, Guido López Gavilán, y el joven composito, Ernesto Herrera; pero es necesario decir que no siempre contamos con la promoción requerida para los conciertos o con un público más joven, por ello también abogamos en el trabajo de las cantorías (movimientos de coros aficionados). No solo funciona para crear músicos, si no para crear y educar futuros públicos".

Respecto a la actualidad cubana, David solo responde que la obra de teatro "Harry Potter, se acabó la magia", de la compañía de Teatro El Público, refleja con exactitud el contexto que se vive en la Isla, esta tierra a la que según él, siempre tiene que regresar por una porción de sol, de música con sangre cubana y para poder compartir con su familia y amigos.

Como proyectos de un futuros inmediato tiene planeado participar en julio, en el Festival de Música Renacentista de Mallorca (España), y ya en Cuba, continuar con la dirección de la orquesta de cámara que fundó hace 3 años, la cual sigue activa bajo la dirección de la joven músico Dayana Terrero.