Muere Julio Castaño, ex bailarín y diseñador del Ballet Nacional de Cuba

El Ballet Nacional de Cuba informó que el deceso de Julio Castaño ocurrió “a consecuencia de un infarto cardíaco, a los 86 años de edad”
Julio Castaño, Ballet Nacional Cuba
 

Reproduce este artículo

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) informó este domingo 29 de agosto sobre el fallecimiento de Julio Castaño, ex bailarín y diseñador de esa institución cultural.

En una nota publicada en sus redes sociales, el BNC lamentó el deceso de Castaño y confirmó que ocurrió “a consecuencia de un infarto cardíaco, a los 86 años de edad”.

Julio Cataño nació en el poblado de Guanabacoa, La Habana. Inició sus estudios artísticos en la Escuela de Artes Plásticas “Concha Ferrant” y los concluyó en la Academia Nacional de Bellas Artes de San Alejandro, donde obtuvo el título de dibujo y pintura en el año 1962.

“En busca de una superación permanente viajó a Madrid donde cursó estudios en la Escuela Central San Fernando. También estudio arte dramático, canto, ballet y diseño escénico”, reseñó el Ballet Nacional en su obituario.

La institución danzaria añadió que Castaño es una “pérdida” para el ballet y que integró “las filas de la compañía primero como bailarín y posteriormente como diseñador de escenografía y vestuario” del BNC y la Ópera Nacional.

La compañía recuerda, en el desempeño de Julio Castaño, sus creaciones para los ballets “El lago de los cisnes, con coreografía de Alicia Alonso, y el vestuario de Flora, de Gustavo Herrera”.

Otras piezas que llevan su firma son La bella durmiente, Coppelia, Petrouchka, Apolo, El flautista de Hamelin y El circo, recordó el BNC.

 

Días de luto en el gremio cultural cubano

En los últimos días de agosto han fallecido varias figuras vinculadas al arte y la cultura cubanas. La soprano cubana María Dolores Rodríguez Cabrera, directora del Teatro Lírico “Rodrigo Prats” de la provincia Holguín, murió por la COVID-19 el 21 de agosto.

“Otro golpe muy duro para la cultura cubana y especialmente la holguinera. Hace un rato, la nueva persona muy valiosa que nos abandona por la COVID es María Dolores Rodríguez, directora del Teatro Lírico de Holguín. Una de las voces más bellas de nuestra ciudad”, escribió en Facebook el director de televisión retirado Pedro Lorenzo Hechavarría Pupo.

“Mari o Lola, fue la cantante a quien yo le realicé mi primer video musical. Era por entonces todavía la TV en Holguín en blanco y negro. Llamé a ese trabajo 'María Dolores, flor y río'. Eso muestra la amistad y cariño que le tengo y tenía desde que era una estudiante de inglés y vino para Holguín desde su Chaparra (Las Tunas)”, agregó Hechavarría, que ofreció su pésame a los familiares de la finada.

La Universidad de las Artes (ISA) también informó de la muerte de Rodríguez: “Comenzó su trayectoria artística cantando en el movimiento de aficionados y en 1984 ganó el segundo premio de la competencia anual del popular espacio de la televisión cubana ‘Todo el mundo canta’. En 1986 integra el Teatro Lírico de Holguín”.

La soprano era “formadora de varias generaciones de cantantes líricos en la filial de Holguín”, que “obtuvo el Gran Premio en el concurso nacional Rodrigo Prats en 1989 y protagonizó zarzuelas y operetas representando a nuestro país en diferentes escenarios de Europa, Asia y América Latina”.

Recientemente también falleció como consecuencia de la COVID-19 el periodista José Luis Estrada Betancourt, jefe de la redacción cultural del diario estatal Juventud Rebelde.

Recomendaciones

 

Relacionados