Grafitero contestatario cubano pinta la obra más grande de Cuba

El artista contestario cubano Yulier Rodríguez Pérez, conocido como Yulier P, presentó en redes su obra Olimpo, hasta la fecha la de mayores dimensiones realizada por él.
Obra Olimpo de Yulier P. Foto tomada de Facebook
 

Reproduce este artículo

El artista contestario cubano Yulier Rodríguez Pérez, conocido como Yulier P, presentó en redes su obra Olimpo, hasta la fecha la de mayores dimensiones realizada por el graffitero.

El lienzo, de corte expresionista, mide 7.5 x 2.56m y fue catalogado por el propio Yulier P como "la obra plástica más grande de Cuba".

En una entrevista para Diario de Cuba, el artista señaló que la obra la dividió en tres momentos para poder concluirla en siete días.

Olimpo forma parte de una serie titulada Mitología donde Yulier P pretende plasmar su idea de los dioses inspirados en la condición humana.  En esta ocasión enfatizó que “el bicéfalo que protagoniza la parte superior del cuadro es la diosa de la Banalidad”, dijo el medio de prensa independiente.

Yulier P contra el régimen

La obra graffitera de Yulier P ha trascendido hasta molestar al régimen que en varias ocasiones ha intentado silenciarlo.

En octubre de 2020 el artista fue multado y a raíz de ello prometió realizar sus obras y con ellas multar a “los que injustamente desangran multando a mi pueblo”.
 
En ese entonces colocó una pieza en la dirección Neptuno 251 de La Habana, frente al Departamento Integral de Supervisión y Control (DISC).

Anteriormente Yulier P había denunciado en su perfil en Facebook: “Estos personajes del Régimen Castrista, fieles seguidores de la doctrina destructiva comunista, hace una hora me metieron una multa de (2000 pesos cubanos) estando sentado 23 e Infanta, frente a la Agencia de Cubana de Aviación, (solo) sin nadie a mi lado, ni remotamente cerca. Respondía una llamada telefónica y tuve que moverme el nasobuco (mascarilla sanitaria) un momento por debajo de la nariz, para ser escuchado”.

“Extremismo de los injustos que los caracterizan, siempre destruyendo al pueblo. Quisiera ver una multa a los dirigentes corruptos y fascistas de este país, por oprimir,  esclavizar y condenar a la miseria a todo el pueblo cubano”, denunció el joven artista.
También en agosto se pronunció a favor del periodismo independiente cubano. En Twitter compartió imágenes de la obra “En vivo” un acrílico sobre lienzo, dedicado a los periodistas de la isla que padecen la represión del régimen castrista.

Desde 2017 este artista cubano también ha sufrido el acoso del régimen debido a sus grafitis en edificios derrumbados de La Habana.

“Pienso que el grafiti en un lugar derruido contribuye estéticamente a la imagen visual de la ciudad", dijo al medio anteriormente citado.

También en octubre de 2019 su exposición en la Fábrica de Arte fue saboteada e incluso retiradas algunas de sus piezas por orden del Ministerio de Cultura.