Fresa y Chocolate en Gibara: Una declaración contra la intolerancia

Una copia restaurada de la emblemática cinta Fresa y Chocolate fue exhibida en el Festival de Cine de Gibara, donde confluyen legendarios actores y directores cubanos y se debate sobre el cine hecho en la isla, tanto con el acompañamiento del instituto de Arte e Industria Cinematográficos como de forma independiente.

La película, basada en el cuento “El lobo, el bosque y el hombre nuevo”, de Senel Paz, fue presentada por sus protagonistas, Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, quienes encarnan en el filme, respectivamente, los personajes de Diego y David.

La cinta  codirigida por Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, conmocionó a los cubanos al reflejar la relación de un joven perteneciente a la Unión de Jóvenes Comunistas  y un homosexual que no escapa a la historia de marginación sufrida por los gais en la sociedad de la isla.  

David (Vladimir Cruz) lucha contra los prejuicios inoculados durante décadas y entabla una estrecha relación de amistad con Diego (Jorge Perugorría) que lo conduce a comprender que las personas tienen derecho a pensar y ser diferentes en una sociedad marcada por la unanimidad y los prejuicios contra los homosexuales.

La película se convirtió en una declaración contra la intolerancia y a favor de la libertad individual y abrió una nueva etapa en la historia cubana. 

 

Fresa y ChocolateRecordemos que en la década del 60 fueron recluidos homosexuales, intelectuales, artistas y diferentes personas con pensamiento crítico hacia la revolución en las tristemente célebres  Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), donde eran obligadas a realizar trabajos forzados.

“Fresa y Chocolate”, estrenada en 1993, contribuyó de forma decisiva a ir levantando el estigma oficial a los homosexuales y a las personas con una orientación sexual alejada de los cánones establecidos en una sociedad donde ser diferente a la norma le costó a muchos la expulsión de las escuelas, centros de trabajo u otras instituciones. 

Tras la presentación oficial en el teatro Karl Marx, en medio de la crisis económica más grave acaecida en el país, llamada eufemísticamente “Período Especial, las personas aplaudieron durante largos minutos y lloraron de emoción ante una historia que muchos posiblemente sintieron en carne propia o a través de familiares o amigos cercanos.

El Festival de Cine de Gibara, que comenzó el pasado 7 de julio, concluirá este sábado 13 con un concierto de Habana Abierta y Cimafunk.