CIDH denuncia la represión del Gobierno cubano contra la marcha LGBTI+ del 11 de mayo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión condenaron la represión violenta que ejerció el Gobierno cubano contra activistas e integrantes de la Comunidad LGBTI+ en La Habana el 11 de mayo pasado.

La marcha fue interrumpida por fuerzas policiales y terminó con la detención de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, denunció la Comisión en una nota oficial este martes.

La CIDH “insta al Estado cubano a adoptar acciones para garantizar el ejercicio del derecho a la reunión pacífica y la libertad de expresión de las personas LGBTI”, se agregó en el comunicado.

Ante los hechos de abuso policial y estatal, la CIDH recordó al Gobierno de la Isla que “la protesta social es una herramienta fundamental para la labor de defensa de los derechos humanos”.

La institución internacional también llamó al régimen de La Habana a “respetar y garantizar el trabajo de personas defensoras de derechos LGBTI y de los periodistas y comunicadores que cubren protestas y manifestaciones en el país”.

“La Comisión considera que resulta en principio inadmisible la penalización per se de las demostraciones en la vía pública cuando se realizan en el marco del derecho a la libertad de expresión y del derecho de reunión”.

En relación con este lamentable suceso en la capital cubana, la Comisión tuvo noticia de que al menos 5 activistas LGBTI y 3 periodistas independientes fueron detenidos por los agentes de seguridad del Estado.

La CIDH también tuvo conocimiento de que un corresponsal internacional del periódico Washington Blade no pudo ingresar al país el día 8 de mayo porque las autoridades cubanas le bloquearon la entrada.

De acuerdo con la información que llegó a la CIDH, uno de los objetivos de este periodista era reportar sobre la cancelación de la Conga contra la homofobia que organiza cada año Mariela Castro al frente del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), motivo por el cual la Comunidad LGBTI+ habanera impulsó su marcha alternativa.

La marcha LGBTI+ que tuvo lugar en el Paseo del Prado y se extendió hasta el Malecón habanero reunió a alrededor de 200 personas que intentaron reunirse de modo pacífico para defender el derecho ciudadano a la diversidad y respaldar a la minoría LGBTI+ en el país.

Fuerzas de la policía y la seguridad del Estado cubano detuvieron y golpearon brutalmente a varios activistas y policías lo que levantó muchísimas críticas y denuncias dentro y fuera de Cuba.