Chucho Valdés: conciertos en Facebook para aislados por coronavirus

El gran compositor y pianista cubano de jazz, Chucho Valdés, ofreció en directo mediante Facebook Live un pequeño recital virtual, para apoyar a sus seguidores que están en cuarentena o en auto aislamiento por propagación del coronavirus.

“Hemos cancelado todas las giras que teníamos en la primavera que viene, y se me ocurre que podemos no desligarnos nunca gracias a la tecnología”, anunció el célebre jazzista.

“Les voy a dedicar a ustedes un mini-recital con mucho cariño y amor, siempre con la esperanza que todo se va a normalizar, pero la conexión con la música y muchas cosas más se va a mantener, sobre todo el amor y la esperanza de que todo pasará, como pasan a veces las tormentas”.

Valdés interpretó una “versión relajada” del famoso Concierto de Aranjuez del español Rodrigo Prieto, así como el tumbao “Con poco coco”, de su padre Bebo Valdés, otra leyenda de la música cubana.

Casi media hora duró el pequeño concierto, donde se escuchó la maestría del cubano, una gloria de la cultura cubana, en adaptaciones de canciones populares como “Bésame mucho” y otras composiciones siempre bajo su estilo de jazz.

El cubano es ganador del Latin Grammy a la Excelencia Musical 2018, y ha logrado seis Grammy norteamericanos y cinco Latin Grammy.

 

Posted by Chucho Valdés Oficial on Tuesday, March 17, 2020

 

Con este gesto, Chucho Valdés se une a los artistas como Jorge Drexler, Alejandro Sanz y Juanes, que apoyan a sus fans y promueven el respeto a la cuarentena decretada en muchos países ante el avance del COVID-19, o las medidas de aislamiento voluntario para evitar el contagio.

El músico cubano anunció que luego de esta primera vez, repetirá la experiencia el 19 de marzo a propósito del día de los padres en España, uno de los países más afectados por el Coronavirus.

Valdés dijo tener esperanza en que pronto pasará el peligro, “siempre contando con el amor de Dios se va a resolver, y de la mano del hombre”.

Aunque en Cuba voces ciudadanas han reclamado medidas como la suspensión de actividades escolares y el cese del arribo de viajeros extranjeros a los polos turísticos de la isla, el gobierno cubano se mantiene llamando a la calma y con un discurso de aparente normalidad, cuando en Cuba por el coronavirus ya suman oficialmente siete las personas enfermas, la mayoría turistas.