Cubanos ya pueden abrirse cuentas bancarias en "monedas libremente convertibles"

Los ciudadanos cubanos ya pueden solicitar desde este lunes su tarjeta magnética correspondiente a las nuevas cuentas en "monedas libremente convertibles".

Según informó Cubadebate, esta se puede obtener mediante los bancos Metropolitano, Popular de Ahorro y de Crédito y Comercio, "que les permitirán importar productos no comerciales y la compra de estos en tiendas de la red minorista".

Esta nueva medida, anunciada el pasado 15 de octubre por el régimen de la isla, pretende que el gobierno tome e control total de lo que se importa al país, de alguna manera quitándole trabajo a las llamadas "mulas".

El vicepresidente Salvador Valdés Mesa, agregó que estas medidas se llevan a cabo con el propósito de asegurar el comercio interior ya que el país no cuenta con el material suficiente para importar equipos, lo que se traduce en un desabastecimiento de las tiendas de esos mercados básicos. En tal sentido aprobó un conjunto de medidas para controlar el arribo de mercancías con carácter no comercial.

 

 

Las nuevas cuentas se habilitarán a solicitud de las personas naturales, que deben presentar sy carné de identidad, y la entrega será en un plazo de tres a siete días (en La Habana y capitales provinciales) y hasta 10 días para el resto del país.

También se podrá recibir fondos a través de transferencias del exterior y realizar estas desde otras cuentas en divisas o entre las del mismo producto, agrega la nota informativa.

Además, se permite efectuar depósitos en efectivo en dólares estadounidenses, euros, libras esterlinas, dólares canadienses, francos suizos, pesos mexicanos, coronas danesas, coronas noruegas, coronas suecas y yenes japoneses.

De esta manera se patentiza el regreso del dólar a las tiendas cubanas luego de que Fidel Castro firmara en agosto de 1993 un decreto ley donde despenaliza la tenencia de dólares y permitió a los cubanos su libre uso en tiendas de moneda convertible.

Luego, en noviembre del 2004, el Gobierno cubano eliminó nuevamente el uso del dólar de sus tiendas reemplazandolo por el CUC, sin embargo, no volvió a penalizar su tenencia.