Cubano estuvo 7 años en el ejército y hoy no tiene ni para comprar pollo

Cobra una chequera de apenas 218 pesos cubanos (9 dólares) por la asistencia social, que difícilmente le alcanza para cubrir sus necesidades básicas
 

Reproduce este artículo

El anciano, Arsenio Silva López, residente en Banes, Holguín, cuenta que estuvo siete años en el ejército y hoy su pensión no le alcanza "ni para comprar pollo de tres libras".

En un video publicado por Cubanet, explicó que tuvo que dejar la vida militar porque sus padres murieron y se instaló en ese poblado hace 12 años.

Sobre su vivienda, apenas unas tablas de madera y un techo de pedazos de cinc que lo cobijan, señaló que ha obtenido los materiales de la orilla del río.

Esa misma agua la usa para bañarse y tomar, como en tiempos primitivos.

Cobra una chequera de apenas 218 pesos cubanos (9 dólares) por la asistencia social, que difícilmente le alcanza para cubrir sus necesidades básicas.

"Tengo que ir al Bosque y pagarme almuerzo y comida. La comida está muy cara. Yo veo a la gente comprando pollo y yo no puedo comprar ni un pollo de tres libras", lamentó Silva López.

Precisamente este lunes, voceros del castrismo reconocieron que los salarios y las pensiones en la isla son insuficientes.

Según declaró María Molina Gutiérrez, viceministra Trabajo y Seguridad Social (MTSS), "no se ha logrado que los trabajadores se motiven por sus ingresos y satisfacer sus proyectos personales. Las condiciones tampoco han propiciado que aquellos que no trabajan se motiven a hacerlo".

Molina Gutiérrez tuvo que reconocer que las reformas anteriores no han sido suficientes y que no permiten satisfacer las necesidades del cubano de a pie.

"Se necesita hacer una reforma que abarque el salario, así como las prestaciones y pensiones, pues pese a que los jubilados (alrededor de 1 600 000) y los beneficiados por la asistencia social (aproximadamente 114 000 núcleos familiares) recibieron incrementos, sabemos que no le permite satisfacer sus necesidades", agregó la funcionaria del régimen.