Cubana teme que le den electroshock por sus ideas políticas

La cubana Santa Fernández Díaz teme que la ingresen en el Hospital Psiquiátrico comandante Gustavo Machín y le apliquen un electroshock como represalia por sus ideas contrarias al régimen y su apoyo a la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).
 

Reproduce este artículo

La cubana Santa Fernández Díaz teme que la ingresen en el Hospital Psiquiátrico comandante Gustavo Machín y le apliquen un electroshock como represalia por sus ideas contrarias al régimen y su apoyo a la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

En un vídeo compartido en Youtube por la organización opositora, aparece esta cubana que ha sido reprimida con anterioridad por el régimen cubano.

Entre sollozos Fernández Díaz contó a José Daniel Ferrer que acudió al consultorio médico porque presentaba alteraciones del sueño, presión arterial elevada y mucho malestar. De allí el médico la remitió al Policlínico 28 de septiembre y al llegar vio el lugar lleno de agentes de la Seguridad del Estado.

Por el temor a ser apresada y llevada hacia el psiquiátrico de Santiago de Cuba, Fernández Díaz, escapó dejando todos sus documentos con quien la atendió en el policlínico.

Ella refirió que el agente que se hace llamar Bruno la ha amenazado antes con llevarla hacia ese centro donde estuvo recluida hace 10 años y donde le aplicaban terapia electroconvulsiva diariamente.

El líder de la Unpacu precisó que allí también que otra cubana, llamada Marina Paz Lavaceno está internada, sin criterio médico, en el Hospital Psiquiátrico por repudiar al régimen.
 

Régimen intenta alejar a necesitados de la Unpacu

Recientemente el coordinador de la Unpacu refirió que el régimen ofrece dinero a necesitados para que no vayan a recibir ayuda humanitaria en la sede principal de la organización.

En su Twitter, el líder opositor explicó que están sobornando a ancianos y otras personas vulnerables con pensiones de 2200 pesos cubanos (90 dólares).

"Ahora están ofreciendo todo tipo de atenciones y ayudas a la población. Ofrecen 2200 pesos a los pobres, a los necesitados y los intimidan para que no vengan a la sede de la UNPACU", contó Ferrer en un video.

El ex prisionero político señaló que los intentan sobornar diciendo que tendrán trabajadores sociales y mensajeros a su disposición para no hacer colas.

"Varios nos han dicho que con esos ofrecimientos y las amenazas de por medio, no van a seguir viniendo, pero otros siguen viniendo porque ellos (gobierno) no pueden ni quieren asistir a todos", añadió.

El movimiento opositor continúa brindando su ayuda humanitaria, sobre todo entrega de alimentos y atención médica al pueblo santiaguero luego de que la dictadura retirara la semana pasada el cerco policial.

Aunque existen noticias de que el asedio continúa, pero de manera solapada. El lunes 12 de abril la policía dio indicios de estar merodeando la zona.

En Twitter, José Daniel Ferrer escribió:

“La tiranía castrocomunista reanuda cerco entorno a Sede Nacional de #UNPACU con la intención de intimidar a ancianos, enfermos y otras personas que vienen en busca de alimentos, medicinas y otros cuidados”.

Indicó además que, desde el sábado anterior, cuando la dictadura levantó la vigilancia y el hostigamiento, los activistas comenzaron sus labores de bienestar social. Solo el domingo los opositores ayudaron a unas 60 personas que fueron en busca de comida, y unos 12 recibieron atención médica.

El disidente aclaró que la Unpacu respondería ante la provocación del régimen de levantar el cerco nuevamente, pues la labor de la organización va dirigida a salvar a los desprotegidos para quienes no existen políticas públicas ni ayuda del gobierno.

La cubana Santa Fernández Díaz teme que la ingresen en el Hospital Psiquiátrico de Santiago de Cuba