Cubana lleva 15 días esperando por una tarjeta AIS y Fincimex no le responde
Anterior a las nuevas tiendas en moneda libremente convertible el proceso para obtener una tarjeta AIS demoraba 7 día, ahora puede tardar hasta 20
Cubana lleva 15 días esperando por una tarjeta AIS y Fincimex no le responde
 

Reproduce este artículo

Hasta hace un mes, en las oficinas de FINCIMEX, entidad que forma parte del sistema bancario del régimen, no había cola para solicitar sus tarjetas magnéticas AIS, que permite recibir dinero desde terceros países. El proceso que normalmente tardaba siete días antes de que se abrieran las nuevas tiendas en moneda libremente convertible, ahora está demorando hasta tres semanas.

Este 13 de agosto el estatal periódico Juventud Rebelde se hizo eco de los reclamos de una cubana que lleva 15 días esperando por una tarjeta AIS y FINCIMEX no le responde.

Arian Ramírez Fernández, quien reside en Güira de Melena, provincia Artemisa, envió una carta a la redacción de Juventud Rebelde donde subraya su incomodidad ante situaciones que le impiden al país y al pueblo cubano avanzar y progresar sin trabas.

Con más precisión abordar el candente tema de la elaboración de tarjetas magnéticas AIS por parte de FINCIMEX, el cual como ya hemos dicho se ha disparado a partir de la modalidad de compra en moneda libremente convertible (MLC) con el supuesto de hacer frente a la crisis económica que atraviesa la administración de Miguel Díaz-Canel desde 2018.

Señala en su carta que al momento en que se realiza la solicitud de dicha tarjeta magnética, se supone que FINCIMEX contrae un deber con los clientes. Como parte de los trámites, las oficinas brindan números de teléfonos y direcciones electrónicas para que los usuario puedan mantenerse informados, pero cuando intentan establecer comunicación nadie responde.

Los correos electrónicos no son contestados por parte de FINCIMEX a pesar de que alguien debe revisarlos al menos cada día. En cuanto a los números telefónicos, la entidad dispone de un servicio de pizarra electrónica que mantiene en espera a los clientes por interminables minutos y luego, cuando se establece la comunicación, nadie responde.

"¿Por qué perdernos en un recoveco que nada tiene que ver con el bloqueo estadounidense: sencillamente contestar un teléfono y brindar información?", pregunta Arian y añade: "Han transcurrido más de 15 días desde que se realizara la solicitud para recoger esa tarjeta, y aún no sé si estará lista. ¿Qué puede aportar Fincimex a los clientes sobre este tema?".