Cubadebate explica el PIB que "crece y no se ve"
En uno de sus artículos recientes, el medio oficialista trata de explicar por qué los cubanos no notan el crecimiento anunciado del 1,2%.
Cubadebate explica el PIB que "crece y no se ve"
 

Reproduce este artículo

Aunque el gobierno cubano tenía previsto que la economía de la isla creciera un 2% en 2018, finalmente la cifra oficial ha sido del 1,2%, en sintonía con las predicciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que a lo largo del ejercicio hablaba de que el Producto Interno Bruto nacional se movería entre el 1,5% y el 1,1%.

El ministro de Economía cubano, Alejandro Gil Fernández, declaró que considera "un mérito" esa modestísima cifra, si bien esta semana el portal Cubadebate ha intentado explicar por qué si la economía crece los hogares de la isla no lo notan.

Un artículo, firmado por el periodista José Armando Fernández, dedica tres párrafos a cuestionar la validez de ese índice internacional en un país como Cuba. Su explicación: "El tráfico de drogas, la prostitución, el incremento de olas de crímenes o de la contaminación ambiental, son elementos nocivos a cualquier sociedad, pero que al contabilizarse en el PIB denotan una economía en ascenso."

El portal Cibercuba, por su parte, ha preguntado al economista Elías Amor su opinión sobre este supuesto "crecimiento" mientras en la isla se empieza hablar de un posible "Segundo Periodo Especial" y se multiplican las escaseces de todo tipo. Defensor de la privatización de la economía cubana, Amor recuerda que el PIB mide el valor de la producción de bienes y servicios que se obtienen en un país a largo de un año. Pero advierte de que no es lo mismo que esa producción se haga en un 90% por los agentes privados a que el peso recaiga en el sector estatal, como ocurre en Cuba, donde todas las fábricas son del Estado y éste no tiene incentivos para producir más.

Como el Estado es el dueño de la producción, explica Amor, también es dueño del dinero que recauda con esa producción y con el que prioriza sectores que le interesan como Salud, Educación y Defensa, por ejemplo. Sin embargo, ese dinero se utiliza además para subsidiar empresas estatales poco competitivas, lo cual "distorsiona el sistema e impide que el ciudadano pueda notar que la economía crece".

Estas explicaciones del funcionamiento macroeconómico, por supuesto, no podrán ser leídas en los medios cubanos, que se limitan a anunciar casi siempre los éxitos productivos que no llegan a la mesa de los cubanos.

Tags