Cuba: Hogares de ancianos costarán 700 pesos, la mitad de la pensión de jubilados

Los Hogares de ancianos costarán 700 pesos cubanos, la mitad de la pensión básica de los jubilados
Cuba: Hogares de ancianos costarán 700 pesos, la mitad de la pensión de jubilados
 

Reproduce este artículo

En Cuba, a partir de este 2021, los llamados hogares de ancianos costarán 700 pesos cubanos al mes, lo que equivale a la mitad de una pensión mínima de los jubilados.

Así lo reconoció en la Mesa Redonda este lunes, Marino Murillo, el jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos y ahora líder de la "Tarea Ordenamiento".

Además, quiso dejar claro que el Estado no podía responsabilizarse totalmente de ellos.

Murillo dijo que, " con el envejecimiento poblacional de más del 21 % con personas de más de 60 años no es posible que toda la responsabilidad [social por los ancianos] caiga en el Estado cubano".

"Tiene que haber también una responsabilidad de la familia", terció Murillo.

Posteriormente en su intervención quiso suavizar sus palabras, alegando que había un grupo de adultos mayores a los que ellos subsidiaban dicho pago, y que esto se mantendría.

"Esa es una política que se viene controlando y que se chequea periódicamente por la máxima dirección del país. Se ha establecido por el Ministerio de Finanzas y Precios una diferenciación en el costo del servicio de un Hogar de Ancianos, que ya pasó por ese proceso de remodelación y posee mejores condiciones para prestar el servicio, con respecto al resto de los hogares que aún no se encuentran en esa situación".

Según datos oficialistas, existen 2 324 ancianos internados en estos Hogares; de ellos, 513 asumen el pago con sus ingresos o con ayuda de su familia; 1 811 reciben subsidio de la asistencia social. De forma parcial, 1 353 (75%) reciben este subsidio. Mientras 458 son financiados de forma total por la asistencia social (25%).

Por otro lado, la unificación monetaria ha sido muy agresiva para todos los cubanos de a pie, sin embargo, los ancianos del país han sido los más afectados.

Al costo de sus centros de larga estancia hay que sumarle el nuevo precio de las comidas en comedores del Sistema de Atención a la Familia (SAF).

Lo que antes costaba dos pesos cubanos, ahora ascendió a 21, impagable para los adultos vulnerables.