Producción de vacunas anticovid afectó al programa cubano de medicamentos

La inversión para producir vacunas para erradicar la COVID-19 afectó al programa cubano de medicamentos según reveló un informe oficial.
Manuel Marrero
 

Reproduce este artículo

La inversión para producir vacunas para erradicar la COVID-19 afectó al programa cubano de medicamentos según reveló el Informe de rendición de cuenta del primer ministro Manuel Marrero Cruz ante la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Según el documento los gastos por el enfrentamiento a la pandemia ascienden a 16 mil millones de pesos, entre ellos 3 mil 300 millones del proceso de vacunación y un estimado de  400 millones “para respaldar la dosis de refuerzo”.

“En consecuencia, se ha visto afectado el programa nacional de medicamentos, y se trabaja para disminuir la falta de estos y las bajas coberturas del cuadro básico”, acota el texto oficial.

Además resalta que se produjeron 12 nuevos medicamentos  y se trabajó en los cinco conocidos candidatos vacunales cubanos.

Por el momento, los datos estatales arrojan que el 83 por ciento de la población poseen el esquema completo de vacunación con alguno de los tres inmunógenos de producción nacional aprobados por la autoridad reguladora para su uso de emergencia, ninguno de los cuales ha sido certificado por la OMS.

En algunos municipios se aplicó la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm en su esquema de dos dosis, seguida de una tercera dosis de Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba.

El descenso de los principales indicadores epidemiológicos en la isla inició a escasas semanas de la reapertura plena de las fronteras, el 15 de noviembre, y del reinicio del curso escolar de manera presencial en diversas enseñanzas de la educación general.

El régimen cubano cifra sus esperanzas de recuperación económica pospandémica en un alza repentina del turismo durante estos meses de habitual temporada alta y en tal sentido se ha mantenido invirtiendo en la construcción de hoteles y la compra de automóviles para la renta a turistas.

La escasez de medicamentos en la isla es un problema vigente desde antes de la pandemia y que se ha recrudecido con la llegada del virus chino en marzo de 2020 a Cuba.
En 2021 existe una ausencia de 120 medicinas en la red nacional de farmacias por falta de suministros y materias primas.

La producción de medicamentos en Cuba en 2020 ya mostraba indicativos de la escasez. En enero de ese año el faltante era de 60 y ya en octubre de 80 medicinas.