¿Cómo resuelven la dieta los diabéticos en Cuba?
La diabetes es la octava causa de muerte en Cuba, su padecimiento complica otras muchas enfermedades más peligrosas, pero a los cubanos se les hace muy difícil mantenerla controlada
Diabetes

La diabetes es la octava causa de muerte en Cuba, su padecimiento complica otras muchas enfermedades más peligrosas, pero a los cubanos se les hace muy difícil mantenerla controlada.

No sólo hacen falta medicamentos, sino una dieta balanceada y estable, algo difícil en la Isla, donde escasea todo, y cuando aparece lo que uno necesita, cuesta el doble o el triple de su precio común.

Sin embargo, “una alimentación sana va más allá de la disponibilidad de determinados alimentos. Tiene que estar en correspondencia con respetar los horarios de alimentación, la no ingestión de calorías en horas tardías de la noche, la calidad de lo que se come, el evitar alimentos fritos y harinas en exceso”, explicó al diario Granma Ileydis Iglesias Marichal, directora del Instituto Nacional de Endocrinología.

“Cuba tiene un incremento sostenido en los últimos años tanto de obesidad como sedentarismo, con más del 50 por ciento de prevalencia de ambas condiciones por cada mil habitantes”, agregó la entrevistada.

Según Iglesias Marichal, la circunferencia abdominal por encima de 80 centímetros las mujeres y 90 centímetros los hombres, es un predictor de riesgo cardiovascular.

La mayor prevalencia de esta enfermedad en Cuba se observa en las mujeres, y en las personas mayores de 60 años con cifras que alcanzan los 200 individuos por cada mil  personas. Ello tiene que ver con el acelerado proceso de envejecimiento demográfico que vive Cuba, y con el hecho de que la esperanza de vida para una persona diabética es muy similar a la de quienes no padecen esta enfermedad.