Castrismo se burla de diplomáticos afectados por el síndrome de La Habana

Con una caricatura de muy mal gusto, el castrismo se burla de diplomáticos estadounidenses afectados por el síndrome de La Habana
Con una caricatura de muy mal gusto, el castrismo se burla de diplomáticos afectados por el síndrome de La Habana
 

Reproduce este artículo

Este 11 de mayo, el periódico castrista Granma publicó un artículo acompañado de una caricatura de muy mal gusto, burlándose de los diplomáticos estadounidenses afectados por el síndrome de La Habana.

Firmado por el agente de la Seguridad del Estado, Raúl Antonio Capote, el texto llama "síndrome del engaño de EE. UU. contra quienes se le oponen", a los ataques sónicos cuyas secuelas persisten en el antiguo personal de la embajada de Estados Unidos en Cuba.

También Capote se hace mofa, comparando esta delicada situación con una "serie" televisiva.

De acuerdo con este vocero castrista, no existieron tales ataques y ahora "vuelve la trama sesgada de la supuesta agresión a funcionarios de EE.UU".

´Pero lo más hiriente del artículo es, sin dudas, la caricatura simplista que lo ilustra.

Se trata de una persona rubia, con un sobrero con la bandera norteamericana, que tiene en su oído el edificio de la embajada estadounidense y expresa: "Juro que no oigo bien...".

 

Caricatura que acompaña el artículo.

Caricatura que acompaña el artículo.

 

Denuncian ataques sónicos contra diplomáticos en Cuba

Desde 2016 hubo reportes de síntomas repentinos y debilitantes por el personal de la embajada estadounidense en Cuba.

Al trascender esta denuncia, diplomáticos cubanos en Washington fueron expulsados y se redujo la plantilla de la embajada estadounidense en La Habana, al punto de que el consulado fue prácticamente cerrado. 

Un informe de junio de 2018 de la Junta de Revisión de Responsabilidad, que hizo una evaluación ordenada por el Departamento de Estado, encontró "serias deficiencias en la respuesta del Departamento en áreas de responsabilidad, coordinación interinstitucional y comunicación, en todos los niveles", que "contribuyeron a la confusión en torno a los eventos y retrasaron una acción coordinada y eficaz".

Por su parte, el presidente Joe Biden dijo en durante la campaña presidencial que los científicos no han podido explicar por qué los diplomáticos estadounidenses en Cuba sufrieron una "lesión cerebral traumática".

Entre 2020 y 2021, las autoridades estadounidenses también se encuentran investigado otros incidentes similares al "síndrome de La Habana", con tropas en Siria y con personal del gobierno federal de Miami.

Además, ocurrieron otros incidentes: uno del año pasado sobre un alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional que caminaba hacia su automóvil desde el jardín sur de la Casa Blanca, conocido como Elipse; y otro en 2019 que involucró a otro funcionario de Seguridad que paseaba un perro en Alexandria, Virginia.