Caricatura en Juventud Rebelde discrimina a cubanos por su origen territorial

El dibujo es una muestra más de la discriminación territorial que persiste en la isla contra los cubanos nacidos en Oriente
Oriente
 

Reproduce este artículo

El periódico oficialista cubano Juventud Rebelde arremetió contra las personas del Oriente del país en una caricatura publicada.

El dibujo es una muestra más de la discriminación territorial que persiste en la isla contra los cubanos que no son originarios de la capital, y sobre todo, contra quienes nacieron en la región oriental.

 

 

Este descuido de Juventud Rebelde provocó indignación y denuncias por parte de varios usuarios en la red social Facebook.

El profesor de Periodismo en la Universidad de Oriente, Eduardo Pinto Sánchez, fue uno de los primeros en criticar el medio.

"Me unen fuertes lazos de afecto a Periódico Juventud Rebelde pero colegas, esto no, esto no. Me ahorro las cuestiones semióticas, alegorías, referencias, etc", dijo en su Facebook.

 

 

El periodista Reinaldo Cedeño Pineda fue otro de los usuarios molestos. "Quiero decirte que una senora durante el espacio PIEL ADENTRO que dediqué a la discriminación por razones de origen territorial, me llevó ese periódico y esa caricatura en especial.. me sorprendió, pues respeto mucho al Juventud Rebelde... pero ahí asoman los estereotipos la discriminación extendida y redimensionada en nuestros medios, lo cual requiere cesar ya con el irrespetuoso folclor y entrar en un análisis serio de cómo unos cubanos nos reímos de otros cubanos".

Orlando Rafael Lazo, de Flacso Ecuador, escribió: "Es una total y completa falta de respeto y lo más doloroso un órgano oficial del país ... Pero eso solo demuestra cuan xenófobos y racistas son los olimpos en la ínsula más .... Que ojos humanos han visto".

La zona Oriental, por su distancia de la capital, es la que históricamente ha sufrido más la desidia y abandono del régimen cubano.

La migración de personas hacia La Habana es un fenómeno común que tiene décadas, donde desgraciadamente los orientales son tratados como "ilegales" en su propio país.

 

 

Según lo recoge el último Anuario demográfico de Cuba, publicado por la ONEI son cada vez más las provincias cubanas que pierden habitantes debido a la emigración interna que aquellas que los ganan.