Campeón olímpico juvenil: “Los deportistas son como herramientas del régimen”

Portuondo Álvarez lamentó que en Cuba "no valoran a los deportistas, los manipulan. El deportista es una herramienta más del régimen"
 

Reproduce este artículo

Albert Portuondo Álvarez vive en Palma Soriano, Santiago de Cuba, tiene 33 años y en el deporte de boxeo obtuvo grandes resultados. Fue subcampeón mundial juvenil con 16 años.

Este deportista también fue campeón olímpico juvenil en 2004 en el peso de 46 kg y ha participado en competiciones internacionales en Rusia, Italia, Francia, Alemania y Marruecos.
 

 

Su sueño siempre ha sido poder dar medallas al pueblo cubano y ayudar a su familia, motivo por el cual no desertó en ninguna de estas competencias internacionales.

No está conforme con el dinero pagado a los deportistas cubanos, ya que ha ganado competencias y no le han pagado el dinero debido. Por hacer estas reclamaciones fue sancionado en el deporte.

Su situación se complica al participar en un programa radial local en Palma Soriano, al dedicarle los triunfos a su familia y a la UNPACU, organización a la que se unió luego de ser sancionado.

Posterior a esas declaraciones, estuvo dos años y medio preso bajo el supuesto delito de amenaza y lesiones.

Al ser detenido su familia entregó en Fiscalía sus medallas para que constara que el era un deportista y no un delincuente, estas nunca fueron devueltas.

Denunció sufrir golpizas en la cárcel y maltratos sicológicos y verbales, motivo por los cuales inició huelgas de hambre para visibilizar su situación.

Recientemente le fue impedido acceder al municipio Caimanera en la provincia Guantánamo para ver a sus familiares, por sus ideas contestatarias en contra del régimen cubano.

Su sueño es volver al deporte activo, y planea trasladarse a Italia para volver a boxear.

"Al boxeo en la isla le faltan condiciones y sobre todas las cosas, atención a los atletas. Por eso muchos han tenido que emigrar. Como muchos: Yordenis Ugás, quien alcanzó la fama mundial; Argilagos; Robeisy Ramírez.

Portuondo Álvarez lamentó que en Cuba "no valoran a los deportistas, los manipulan. El deportista es una herramienta más del régimen".