Brasil contratará a 1800 médicos cubanos que se quedaron en ese país
Los médicos de la isla percibirán la asignación del programa en su totalidad, que es de cerca de 12.000 reales (2700 dólares aproximadamente)
Brasil contratará a 1800 médicos cubanos que se quedaron en ese país
 

Reproduce este artículo

El gobierno brasileño contratará a los aproximadamente 1800 médicos cubanos que se quedaron en ese país, debido a las vacantes que dejan los brasileños en zonas alejadas.

Según informó El País, el plan es que los galenos cubanos cubran estas plazas y refuercen la red de atención primaria en las ciudades de extrema pobreza y de difícil acceso de Brasil, que históricamente tienen más dificultades para mantener a los facultativos brasileños.

El Ministerio de Sanidad explicó que -agrega ese medio- los médicos de la isla percibirán la asignación del programa en su totalidad, que es de cerca de 12.000 reales (2700 dólares aproximadamente). 

Cabe recordar que con el programa Mais Médicos, el régimen cubano se quedaba con un 70% de los salarios, un negocio turbio que mantiene también con otros países.

Los requisitos para optar por esta oportunidad son: cubanos que estaban trabajando en la atención primaria mediante Más Médicos y que hayan permanecido en Brasil hasta el 1 agosto de 2019, en condición de naturalizados, residentes o con solicitud de asilo.

En declaraciones del secretario de Atención Primaria del Ministerio de Sanidad, Erno Harzheim, dijo: "No se convocará un concurso público. Se citará a todos los 1.800 médicos cubanos que cumplan con estos criterios. El número de contratados dependerá de que se presenten".

En noviembre de 2019, la Plenaria de la Cámara de Representantes aprobó la Medida Provisional (MP) 890/19, que crea el Programa Médicos para Brasil para reemplazar a Mais Médicos, con el objetivo de expandir la oferta de servicios médicos en ubicaciones remotas o con población altamente vulnerable.

Centenares de médicos cubanos se exiliaron en Brasil tras decidir abandonar Más Médicos después que La Habana canceló unilateralmente el programa en noviembre de 2018.