Amenazan de muerte a opositora Martha Beatriz Roque

Según la opositora, una mujer le gritó, la amenazó de muerte y le dijo que todo el barrio de Jesús María iría a hacerle un mitin de repudio
Libro de Firmas
 

Reproduce este artículo

La activista opositora Martha Beatriz Roque recibió amenazas de muerte por publicar en redes sociales sobre las tres niñas muertas por un derrumbe en La Habana Vieja.

Un supuesto familiar de unas de las niñas apareció en su casa y le dijo que sobre el caso. Según comentó la activista a RadioTelevisión Martí, fue una mujer “muy vulgar”, que gritó, la amenazó de muerte e intentó agredirla.

“Trató de alcanzarme la cara con las uñas para arañarme, pero tengo una rejilla con una ventanita en la puerta (...) y a la tercera vez [que lo intentó] se le trabó la mano”, explicó Roque en su cuenta de Twitter.

La mujer le dijo que ella “no era familiar de las niñas para estar haciendo nada a su favor, y me amenazó con que el barrio de Jesús María iba a venir a darme un mitin de repudio”.


Varios funcionarios del régimen han llegado hasta la casa de la opositora para decirle lo mismo, aunque de otra manera, entre ellos el secretario del Partido de la zona.

El libro de condolencias está abierto al público desde el 31 de enero, cuando decidieron colocar esa iniciativa las Damas de Blanco y la Red de Comunicadores Comunitarios, dirigido por la activista.

“Homicidio por negligencia”, así dice el cartel sobre el libro de condolencias, que cualquier cubano podrá firmar si lo desea para protestar veladamente por la insensibilidad de las autoridades frente a este suceso.

Desde el primer momento, ADN Cuba informó sobre el derrumbe y confirmó las muertes de María Karla Fuentes y Lisnavy Valdés Rodríguez, y Rocío García Nápoles por medio de un video emitido desde el propio lugar por un vecino que recorrió las calles adyacentes al lugar y habló con personas sobre el accidente.


Paparazzi Cubano, como se hace llamar el responsable del vídeo, recorrió las calles, mientras transmitía en directo por medio de su teléfono celular, y los vecinos le confirmaron que, en efecto, se trató de tres niñas que murieron en el accidente, dos de ellas ahí mismo, y la tercera en el hospital.

La reacción del gobierno fue tímida y tardada. El presidente cubano Miguel Díaz-Canel mandó sus condolencias dos días después del suceso. La noticia se propagó en redes sociales, lo que ha provocado polémicas en torno a la responsabilidad del régimen en este trágico suceso.