Mónica Baro responde a Eduardo del Llano
No se puede minimizar ni relativizar de ninguna manera la gravedad de la muerte de esas tres niñas, declaró la periodista
Sánchez y Del Llano

La periodista independiente Mónica Baro Sánchez criticó hoy al cineasta Eduardo del Llano, por sus declaraciones sobre el derrumbe que mató a tres niñas en La Habana Vieja, consideradas por ella como una “disminución de la gravedad del hecho”.

“Si la intención es minimizar la relevancia del hecho, siempre se puede comparar con el Holocausto o con la propia esclavización de poblaciones africanas de la que seguro esas niñas provenían (…). Nada es más importante ahora que el hecho de que están muertas y que sus muertes pudieron evitarse y que los responsables necesitan asumir las consecuencias de sus actos”, declaró Baro.

“No es el momento, como recién acabo de escuchar decir al realizador Eduardo del Llano en un video, que si en Nueva York ocurrió un derrumbe, que si en tal lugar pasó esto otro, que por qué no reaccionamos contra tal cosa, que si Trump. Establecer esas comparaciones para cuestionar la legitimidad del dolor y de la indignación de miles de cubanas y cubanos, de madres, abuelas, tías, padres, abuelos, tíos, expresa una insensibilidad mayúscula”, agregó.

En este minuto, en el que casi acaban de ser enterrados los cuerpos destrozados de tres niñas que murieron por el...

Posted by Mónica Baró Sánchez on Monday, February 3, 2020

En un video publicado en Facebook, Del Llano calificó de “espantosa” la muerte de las tres niñas en el Barrio Jesús María, sin embargo, dijo que falta “objetividad”, pues no criticaban los derrumbes y desastres que suceden en otros países. “Es terrible ver cómo se manipula políticamente una tragedia como esta. Es verdad que hay viviendas con peligro parcial o total de derrumbe, pero eso no es toda Cuba”, dijo el realizador.

Sin embargo, Baro Sánchez tiene otros datos. A su juicio, sólo en La Habana, según datos de 2016, más de 34 mil familias en viviendas que significan un peligro para su vida. “En los consejos populares de Centro Habana, había 14 277 personas habitando en 459 inhabitables irreparables, que deben en su mayoría seguir en esos mismos inmuebles”.

“Si algo podemos hacer por Rocío, María Karla y Lisnavy es no dejar de denunciar los problemas con la vivienda y las amenazas que abundan en la ciudad para quienes la caminan, pero sobre todo, para quienes habitan en los barrios donde esas amenazas se encuentran y para quienes viven en viviendas que son amenazas”, agregó.


ADN informó sobre el derrumbe desde el primer momento, y confirmó las muertes de las niñas por medio de un video emitido desde el propio lugar por un vecino que recorrió las calles adyacentes al lugar y habló con personas sobre el accidente.

Paparazzi Cubano, como se hace llamar el responsable del vídeo, recorrió las calles, mientras transmitía en directo por medio de su teléfono celular, y los vecinos le confirmaron que, en efecto, se trató de tres niñas que murieron en el accidente, dos de ellas ahí mismo, y la tercera en el hospital.

Posterior a esto, cubanos de a pie han comenzado a denunciar en las redes sociales lugares en La Habana donde se observan edificios, casas o estructuras frágiles que pudieran causar muertes.

Baro Sánchez ganó el Premio Gabo de Periodismo en 2019, por su reportaje "La sangre nunca fue amarilla", una investigación sobre la contaminación con plomo en un barrio marginal de La Habana.