Amas de casa en Santiago de Cuba sufren por la pandemia
Además, lanzaron un último mensaje a los dirigentes de la isla: "ellos sí pueden quedarse en casa, nosotros no"
Amas de casa en Santiago de Cuba sufren por la pandemia

 

Amas de casa del reparto Donato Mármol, conocido como Altamira, en Santiago de Cuba, se quejan de la represión y de la escasez para alimentar a sus familias en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus.

"La situación que estoy presentando es la alimentación. No hay alimentos en ningún lugar. Tú sales a la calle con dinero y no encuentras nada, ni siquiera un huevo", contó a ADN Cuba una de las mujeres afectadas.

Por otra parte, una madre soltera comentó que también tiene problemas para alimentarse y a su bebé. "Salimos a la tienda a comprar los alimentos y nos metemos una cola inmensa y muchas veces no alcanzamos alimentos y tenemos que virar para la casa con las manos vacías además de exponernos a la COVID-19".

Las enormes filas para obtener productos de primera necesidad en Cuba no son un obstáculo reciente, pero en este momento se tornan peligrosas.

A esta revista han llegado videos denunciando esta problemática. Por ejemplo, a finales de marzo, en La Habana una cola organizada a las afueras de una tienda en el centro, para poder abastecerse de pollo se salió completamente de control y hubo incluso agentes policiales rociando gas pimienta para intentar controlar el caos, según se ve en videos publicados en las redes sociales.

"Yo como ciudadana cubana estoy pasando este aislamiento social muy mal; en situación crítica, porque eso aquí no se puede hacer. Es mucha la necesidad del cubano y más personas a la hora de conseguir sus alimentos. No se puede salir a las calles. Hay mucha aglomeración de personas. Se acaban los productos. No hay leche para los niños", explicó una de las entrevistadas.

Una de las mujeres llegó a aseverar que se están muriendo de hambre en esa región del país. "En la televisión  ponen muchos pollos, muchas cosas, pero aquí no hay comida".

Además, lanzaron un último mensaje a los dirigentes de la isla: "ellos sí pueden quedarse en casa, nosotros no".

Las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 21 casos más de coronavirus en la isla, al cierre de este lunes 11 de mayo, para un total de 1804 infectados.

Se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico epidemiológica 1148 pacientes. Otras 3907 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.

Han fallecido hasta la fecha un total de 78 personas a causa de la COVID-19: un italiano, un ruso y 76 cubanos.