Acusan a diplomáticos cubanos de robar televisores y computadoras en Bolivia
Autoridades policiales de Bolivia precintaron la clínica cubana, tras una denuncia del Ministerio de Salud que acusa a funcionarios de la Embajada de Cuba de sustraer equipos del inmueble
El inmueble en disputa fue precintado por las autoridades policiales.

El Ministerio de Salud de Bolivia acusó este jueves a diplomáticos cubanos de robar televisores y computadoras de una clínica, ante lo cual las autoridades policiales procedieron a precintar el inmueble, informaron medios del país sudamericano.

“La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la zona Sur precintó la Clínica cubana ubicada en la zona de Achumani, después de una denuncia del Ministerio de Salud por un supuesto robo de televisores y computadoras por parte de funcionarios de la Embajada cubana”, reseña una nota de Página Siete.

Los funcionarios cubanos, por su parte, aseguran que el local les pertenece.

Juan Carlos Bazoalto, director de la fuerza encargada del operativo policial, dijo a la prensa que precintaron el domicilio a partir de la denuncia. “Se hizo el registro del lugar porque el Ministerio de Salud hizo conocer que se habría sacado material quirúrgico de algunos bienes inmuebles que pertenecían a esa instancia”, comentó Bazoalto, y dijo que la situación debe solucionarse entre el Ministerio de Salud de Bolivia y la sede diplomática cubana, “una vez que se presenten los respaldos documentales”, lo cual ayudará a determinar a cuál de los dos gobiernos es el verdadero dueño de los equipos presuntamente robados.


Representantes legales de la embajada de Cuba, buscan retomar la Clínica cubana

#Ahora #P7Informa Representantes legales de la embajada de Cuba buscan retomar la clínica cubana para realizar un inventario y devolver el instrumental boliviano bajo los términos del convenio con el que se les fue entregado, después de que el @MinSaludBolivia tomó posesión de este. Video: Carlos Quisbert / Página Siete

Posted by Página Siete on Thursday, 28 November 2019

Adriana Ríos, abogada de los cubanos, denunció la intervención policial como “un abuso”, señaló que el inmueble precintado es propiedad de Cuba desde 2006 y está “protegido por normas diplomáticas”, y dijo que sus representados pretenden retomarlo.

La clínica fue intervenida por la policía el 15 de noviembre último, luego de que algunos vecinos denunciaron que esta se estaría utilizando a favor de la desestabilización del gobierno interino que asumió tras la renuncia de Evo Morales.

Desde la salida de Morales del poder, las relaciones diplomáticas entre Cuba y Bolivia han estado marcadas por la tensión.

 

 

El gobierno boliviano arrestó a varios cubanos, acusándolos de alentar las protestas violentas de los seguidores del ex mandatario, que se refugió en México.

Los cubanos fueron liberados y ya se encuentran en La Isla, junto al personal de la Brigada Médica que prestaba servicios en ese país, y fue despedida por el gobierno provisional.  

Este jueves, el gobierno de Bolivia denunció que de 702 colaboradores cubanos en ese país, solo 205 eran médicos, pero todos recibían el mismo salario, exagerado en comparación con el de los médicos nacionales.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, dijo que según una investigación preliminar, el pago para cada funcionario cubano era de 1 032 dólares mensuales, sin que existiera una diferenciación en sus funciones. Asimismo, Cruz dijo, que a cada colaborador cubano se le pagaban 68 bolivianos diarios (unos 10 USD) como viático, se les financiaba el transporte interno y se cubrían facturas de medicamentos adquiridos en farmacias para la entrega a los pacientes.