Yorubas Libres de Cuba demanda atención médica para miembro encarcelado

Loreto Hernández García, quien permanece encarcelado desde el pasado 15 de julio en Santa Clara, necesita tratamiento médico urgente debido a problemas de salud.
Yorubas-Libres
 

Reproduce este artículo

La Asociación Yorubas Libres de Cuba demanda atención médica para uno de sus miembros, Loreto Hernández García, quien permanece encarcelado desde el pasado 15 de julio en Santa Clara, provincia Villa Clara.

Hernández se encuentra en estado crítico después de sufrir un infarto a principios de este mes, informa Global Liberty Alliance (GLA). Además, padece otras enfermedades: hipertensión, asma, diabetes y problemas cardíacos, previamente informados por la familia a las autoridades.

Testigos en prisión vieron un deterioro de su salud, probablemente relacionado con su diabetes no tratada y su hipertensión arterial. Su hija declaró a GLA que no se trata de política, sino de humanidad; por esa razón él debe ser tratado con urgencia.

El expreso político Jorge Luis García Pérez “Antunez” aseguró a GLA que la negación de atención médica se utiliza como arma de presión y represalia contra opositores en las cárceles.

Hernández fue detenido el 13 de julio como parte de los arrestos preventivos debido al levantamiento popular en Cuba dos días antes, durante el cual cayeron en manos de la policía decenas de activistas opositores.

Junto a él, permanecen en la cárcel a la espera de juicio otros miembros de la organización: su esposa, Donaida Pérez Paseiro, y las hermanas gemelas Lisdiany y Lisdany Rodríguez Isak.

Yorubas Libres, una organización religiosa, pero cuyos integrantes muestran antipatía por el gobierno cubano, tiene su zona de acción en la provincia Villa Clara, al centro de la isla, y ha sido objeto de detenciones arbitrarias y acoso en varias ocasiones durante los últimos dos años.

En febrero de 2020, la policía cubana detuvo a Eliaisys Almeida Pavón, jefa de Relaciones Públicas de los Yorubas Libres, por presuntamente visitar la casa de un conocido disidente cubano. Un mes después Donaida Pérez y Loreto Hernández fueron arrestados por la policía, quienes los amenazaron e insultaron por su credo.

Las Relatorías Especiales de la ONU sobre la libertad de religión o de creencias señalaron al gobierno de Cuba el pasado 13 de mayo por atentar contra libertad de religión.

Los documentos hablan de la persecución a yorubas —practicantes de cultos de origen africano—, evangélicos, católicos y musulmanes, así como la desintegración de iglesias a causa de la represión del Gobierno.