Asociación Cultural Yoruba de Cuba da a conocer Letra del Año 2022

La divinidad regente para el año recién iniciado es Obatalá, acompañada por Oshanla. El documento advierte en sus pronósticos de las enfermedades cardiovasculares y respiratorias
Cubanos leyendo la Letra del Año en la sede de la Asociación Yoruba. Imagen de referencia
 

Reproduce este artículo

La Asociación Cultural Yoruba de Cuba dio a conocer su Letra del Año 2022, que entre sus pronósticos advierte de los problemas cardiovasculares y respiratorios, a la vez que recomienda “organización en todas las esferas de la vida” y “paciencia y serenidad” para encarar las adversidades cotidianas.

La divinidad regente para el año recién iniciado es Obatalá, acompañada por Oshanla. Según los sacerdotes yorubas, la oración profética que caracteriza a 2022 es “Un bien de salud firme al pie de Oduduwa”.

Otras enfermedades pronosticadas en la Letra del Año son las vinculadas a los vasos sanguíneos y la linfa, los trastornos del sistema nervioso, enfermedades de transmisión viral y de transmisión sexual, reumatismo, ceguera y afecciones visuales.

El documento insta a “ser humildes y sencillos, evitar la soberbia y las malas formas”, “velar por el cuidado de la higiene y las medidas sanitarias para evitar la propagación de enfermedades contagiosas”, y a “prestar mayor atención en el hogar a la educación de los niños y jóvenes”.

También recomienda el establecimiento de “Acuerdos favorables sobre Políticas Migratorias para evitar pérdidas de vidas humanas” y “fortalecer el trabajo educativo y social para reducir los hábitos de tabaquismo y alcoholismo en la población”.

La Letra obtenida por los sacerdotes de Ifá para el año en curso llama a continuar prestando una atención especial a los adultos mayores, “respetar la Institución del Matrimonio” y cuidar y fomentar los programas de protección materno-infantil.

Como refranes del signo regente (Baba Eyiogbe), el documento recuerda que “es un error no aprender de los errores cometidos”, que “mientras hay vida, hay esperanzas” y que “la cabeza lleva el cuerpo y un solo rey gobierna un pueblo”.

La junta directiva de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC) realizó el 1 de diciembre en La Habana una “ceremonia de preapertura para la Letra del Año 2022”.

Según expuso la institución religiosa en su página de Facebook, la “profecía de preapertura” obtenida por los sacerdotes yorubas o babalawos fue “Mal de Enfermedad por lo negativo que nos rodea”.

La tradicional Letra del Año para Cuba da a conocer, cada 1 de enero, los vaticinios de lo que sucederá en los próximos 12 meses de acuerdo a la divinidad regente de origen africano.

Entre los “acontecimientos de interés social” aparecidos en la Letra del Año 2021 se predijo un “aumento del desacato a la autoridad”, incremento de desastres naturales y aumento del “flujo migratorio” ilegal.

También se mencionaron enfermedades que aumentarían su incidencia como las “infecto contagiosas”, las gastrointestinales y del “sistema nervioso”. Los sacerdotes de Ifá recomendaron a “la sociedad mundial” realizar “un análisis sobre el alto nivel de corrupción existente en todas las esferas”.

El Consejo de Sacerdotes Mayores de Ifá se reúne en la isla cada 31 de diciembre. La tradición de la Letra del Año es una guía espiritual esperada por los seguidores de las religiones afrocubanas, pero también por los no creyentes. Contiene pautas y revelaciones que interesan a toda la sociedad y constituye un importante hecho cultural.
Mucha gente en Cuba y el mundo aguarda las recomendaciones emitidas por los líderes religiosos, que las obtienen a partir del Oráculo de Ifá, para encauzar sus acciones.

Además de la Letra del Año difundida por la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, existen otras que algunos religiosos prefieren, como la obtenida por la independiente Comisión de la Letra del Año “Miguel Febles Padrón” o la Letra de las mujeres Iyaonifá o sacerdotisas de Ifá cubanas.