La Patrona de Cuba recorre las calles de Santiago de Cuba

Venerada por millones de cubanos a lo largo de la historia en la parroquia de Santo Tomás Apóstol, ubicada en la provincia oriental, la imagen de la “virgen mambisa”, como se la conoce, recorrerá las calles de la urbe entre las 4 y las 6 de la tarde hasta el 8 de septiembre.
Virgen-Cobre
 

Reproduce este artículo

La Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, recorre desde el lunes 6 de septiembre y hasta el próximo día 8 las calles de Santiago de Cuba, en cuyas inmediaciones se encuentra su templo, anunció la página de Facebook El Chago.

Venerada por millones de cubanos a lo largo de la historia en la parroquia de Santo Tomás Apóstol, ubicada en la provincia oriental, la imagen de la “virgen mambisa”, como se le conoce, recorrerá las calles de la urbe entre las 4 y las 6 de la tarde.

“La Virgen Mambisa, la Virgen Peregrina, que en dos ocasiones ha recorrido toda la geografía cubana, será llevada a diferentes barrios santiagueros, para que todos sintamos la cercanía y protección de la Madre del Hijo de Dios”, anunció El Chago.

Imágenes de la peregrinación recorren ahora las redes sociales, acompañadas de rogativas por la salud de los enfermos de Covid-19, como los comentarios compartidos por la parroquia de San Antonio María Claret:

“Pedimos especialmente por todos los enfermos y fallecidos de COVID. Dios te salve reina y madre de misericordia. Vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, llena de gracia. El Señor es contigo. Bendita entre todas las mujeres”.

Según la leyenda, la imagen de la virgen apareció en la Bahía de Nipe, la mayor de Cuba, situada en la costa norte de la región oriental de la isla, entre 1612 y 1613.

Fue avistada por tres esclavos: un muchacho negro de 10 años (Juan Moreno) y dos hermanos indios (Juan y Rodrigo de Hoyos), que trabajaban como esclavos en las minas de cobre de la región.

La Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, donde se encuentra su efigie, es uno de los sitios religiosos más venerados por el pueblo cubano y fue inaugurado el 8 de septiembre de 1927, día dedicado a la virgen.

En 2020, debido a las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia de coronavirus, y por segunda ocasión en la última década, fueron suspendidas en Santiago de Cuba las actividades masivas por el 8 de septiembre.

La suspensión incluyó la peregrinación hasta la Basílica y procesiones en diferentes localidades santiagueras, aunque los fieles pudieron seguir la misa celebrada a través de los medios de comunicación estatales y las redes sociales.