Víctimas denuncian represión en universidades cubanas por motivos políticos

Víctimas de persecución ideológica en universidades cubanas testimoniaron, este miércoles, en la presentación virtual de los dos primeros informes del Observatorio de Libertad Académica
Cuadro de Fidel Castro sobre estatua del Alma Máter en la Universidad de La Habana. Foto: Abraham Jiménez-Univision Noticias
 

Reproduce este artículo

Víctimas de persecución ideológica en universidades cubanas testimoniaron, este miércoles, en la presentación virtual de los dos primeros informes del Observatorio de Libertad Académica (OLA).

En el evento moderado por el coordinador del OLA, Sergio Ángel, investigador principal en el Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda (Colombia), participaron como ponentes los hermanos Omara y Ariel Ruiz Urquiola, activistas y académicos; el periodista independiente Dimas Castellanos; el académico y periodista cubano residente en México, José Raúl Gallego y el escritor camagüeyano Rafael Almanza, entre otros.

La exposición abrió con Omara Ruiz Urquiola, despedida de su trabajo como profesora en el Instituto Superior de Diseño en 2019, y principal inspiradora para la creación del Observatorio.

Ruiz Urquiola manifestó que la idea surgió debido a la necesidad de llamar la atención de organizaciones internacionales y de los medios de comunicación para hacer visibles los cientos de actos de censura en las universidades cubanas y otros centros de estudios, que, no son más que una porción de lo que ha pasado a nivel general con profesionales y técnicos de todas las esferas, y que ha resultado un freno para el desarrollo del país.

Por su parte, el periodista independiente, Dimas Castellanos, destituido de su puesto laboral en el Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias en 1992, afirmó que él es un buen ejemplo de que ser marxista en Cuba no exonera de la censura en la Educación Superior.

En conversación con Radio Televisión Martí, Castellanos puntualizó que “ningún sistema totalitario puede permitir diversidad de criterio”.

“Yo era profesor de filosofía marxista y tenía mis contradicciones con ese sistema ideológico, lo que yo decía en el aula ya no se correspondía, exactamente, con la fidelidad que el Gobierno exigía, estaba debatiendo aspectos que no eran los orientados. Y como en las aulas siempre hay estudiantes o profesores que hacen la función de informantes, pues mis análisis estaban llegando a la policía política y por eso me sacaron (…)”.

En su intervención, otro de los invitados, Rafael Almanza, denunció como la cacería de brujas en la Academia cubana ha llevado a personas al suicidio.

Al respecto, el coordinador de OLA Sergio Ángel dijo a Radio Televisión Martí que lo expuesto por Almanza mostró cómo esta persecución ha dañado la vida de miles de seres humanos. Muchos tomaron la decisión de acabar con su vida, lo cual quiere decir que estos acosos a estudiantes y profesores no solamente han coartado sus procesos de vivencia, sino que en muchos casos han acabado con las vidas mismas.


Ariel Ruiz Urquiola, investigador expulsado en 2016 del Centro de Investigaciones Marinas, dejó claro en su declaración que es una política posicionar en cargos importantes a aquellos que se destacan, no por su mérito, sino por su compromiso ideológico.

El coordinador de OLA cerró la transmisión resaltando que lo padecido por los ponentes puede sucederle a cualquiera y que, incluso, muchos de los afectados no eran conscientes de que habían sufrido algún tipo de violación.

“El trabajo del Observatorio tiene como origen, como fundamento y como objetivo esencial establecer la libertad académica como un derecho que además tiene relación con otros derechos como la libertad de expresión, como la libertad de pensamiento, como la libertad de reunión”, recalcó.

El OLA está apoyado por las organizaciones Civil Rights Defenders, con sede en Suecia; Aulas Abiertas, de Perú, y el Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda de Colombia.

 

Tomado de Radio Televisión Martí