Viceministro de Cultura cubano: "Gente de Zona han sido torturados mediáticamente"

El viceministro de Cultura de Cuba, Fernando León Jacomino, salió en defensa del dúo de reguetón Gente de Zona y aseguró en una entrevista que  "han sido torturados mediáticamente", en alusión a las recientes críticas que sus integrantes recibieron en EEUU.

Según el funcionario, hay una campaña que obliga a los músicos a "declarar en contra de Cuba para mantener su carrera internacional", en represalia por ofrecer un concierto gratuito en La Habana el pasado 7 de septiembre.

Para el viceministro, lo que hacen hoy con Gente de Zona, "forma parte de un mecanismo de tortura mediática que los obliga a declarar en contra de Cuba para mantener su carrera internacional, a pesar de residir en el supuesto país de la libertad".

"Cuando llegaron a Estados Unidos, los amenazaron con quitarles la green card (...). Los muchachos terminaron declarando contra Cuba. Es mucha la presión, lo que hacen con Gente de Zona es torturarlos mediáticamente hasta que terminan declarando lo que ellos quieren", aseguró Jacomino.

"Pero no podemos distanciarnos de ellos, tenemos que hablar y seguir trabajando. Además, ¿nos vamos a distanciar de esos muchachos que se formaron en Cuba y que además fueron a La Habana y no cobraron un peso por hacer ese concierto? Nosotros no nos podemos dar ese lujo", agregó.

Jacomino dialogó con Sputnik durante la 42 Feria del Libro de Uruguay, en la que Cuba es el invitado de honor. Sobre el intercambio cultural entre la isla y EEUU, aseguró que "se ha reducido drásticamente" desde que asumió la Presidencia Donald Trump en 2017.

"Se ha reducido drásticamente, pero todavía hay muchas agrupaciones artísticas cubanas que viajan a Estados Unidos aún en estas condiciones", dijo.

Según explicó, hoy día el intercambio está muy fragmentado, "van un fin de semana, tocan en Los Ángeles, Nueva York o en Puerto Rico, pero no existe la posibilidad de armar un circuito".

A pesar de las limitaciones, destacó que hay mucho interés de los artistas estadounidenses por presentarse en los escenarios cubanos aunque no pueden cobrar. Sin embargo, hasta ahora solo se atreven "los que tienen una postura de izquierda irrenunciable o los que están dispuestos a correr riesgos", indicó el funcionario.