Miles de los que lucharon por la revolución y creyeron en sus promesas de futuro, hoy viven en el olvido. Pero Teófilo asegura que la ayuda del estado le alcanza para sobrevivir, aunque titubea en expresar cómo hace y cuánto le pagan ...