Denuncian venta de papas podridas a trabajadores de la salud en Cuba

Una usuaria de Facebook denunció que a trabajadores de la salud les estaban vendiendo papas podridas, mercancía que contrasta con las que se venden en las tiendas en divisas y las que se disponen para turistas en hoteles
Denuncian venta de papas podridas a trabajadores de la salud en Cuba
 

Reproduce este artículo

Las imágenes de la crisis por la que atraviesa Cuba dibujan un panorama que se acerca cada vez más a los peores años del eufemísticamente denominado período especial. Cuando uno piensa que no se puede ir a peor, surgen hechos o denuncias que demuestran que aún no se toca fondo y la jugada pudiera apretarse aún más.

Como muestra de ello, la usuaria de Facebook identificada como Damaris Domínguez denunció en la referida red social que a trabajadores de la salud les estaban vendiendo papas podridas, una mercancía que contrasta con las que se venden en las tiendas en divisas y las que se disponen para turistas en hoteles.

La venta habría ocurrido en el policlínico del municipio habanero Guanabacoa. Domínguez compartió imágenes del hecho y un breve video, testimonio gráfico que en su conjunto demuestra el grado de deterioro de los tubérculos.

“Qué vergüenza por Dios”, apuntó sobre la escena la usuaria Yaumara Rueda, a modo de comentario, mientras que Yoslayne Núñez criticó y lamentó que aún en ese estado de deterioro, las personas estuvieran comprando las papas.

Otros opinantes, como Yap Cuba y Digzán Pérez, fueron más radicales y comentaron que los cubanos que seguían con el régimen se merecían ese tipo de alimentos por “carnerones” y que, en definitiva, alimentos podridos y escasez eran “los logros de la dictadura”.

“Si seguimos callados tendremos 60 años más de pobreza, mientras ellos se dan la buena vida”, agregó Pérez.

Damaris Domínguez ha expuesto en su perfil de Facebook otros hechos similares. Este jueves se hizo eco de la denuncia de un usuario identificado como “El mambisito”, quien mostró y criticó la calidad del desayuno que ofrecen a los cubanos internados en centros de aislamiento por la pandemia de coronavirus.