Vecinos de Sagua la Grande llevan 3 meses sin servicio de agua regular
Las soluciones a los problemas con el abasto de agua son responsabilidad exclusiva del régimen, el cual ante la falta de recursos producto de su mala gestión, no hace más que dilatar las inversiones en ese sector
Vecinos de Sagua la Grande llevan 3 meses sin servicio de agua regular
 

Reproduce este artículo

Mientras en unos lugares se pierden incontables litros de agua producto del mal estado en que se encuentra la red abasto del país, en otros el preciado líquido no llega, y a pesar de las constantes denuncias por parte de la población las instituciones del régimen hacen gala de una morosidad de espanto.

Las soluciones a los problemas con el abasto de agua son responsabilidad exclusiva del régimen, —único propietario de las empresas de acueductos—, el cual ante la falta de recursos producto de su mala gestión, no hace más que dilatar las inversiones en ese sector, aunque paradójicamente las obras en hoteles dedicados al turismo extranjero no se detienen.

Desde el consejo popular de San Juan-Finalet, en Sagua la Grande, provincia de Villa Clara, Aracelio B. Mederos García, vecino de Ave. 9 de abril, No. 187, e/ 2da. y 3ra, escribió a la redacción del oficialista periódico Granma, para denunciar que los pobladores de esa localidad llevan más de tres meses sin servicio de agua regular.

La carta donde Aracelio expone la situación por la que están pasando los habitantes de consejo popular de San Juan-Finalet, fue reseñada este 25 de septiembre en la columna Cartas a la Dirección del mencionado periódico.

Aracelio explica que el problema que los afecta está dado porque la bomba que suministra el vital líquido al consejo popular donde reside, está situada a unos seis kilómetros del lugar, y solo tiene una capacidad de 50 litros por segundo, lo cual no es suficiente para cubrir el área de cuatro o cinco kilómetros cuadrados, aproximadamente, donde está situado el poblado.

Precisa que en reiteradas ocasiones el Presidente del consejo popular, junto a vecinos seleccionados, ha recorrido la conductora que lleva el agua hasta el pueblo y ha detectado más de 15 salideros, la mayoría de ellos provocados por la mano del hombre con el objetivo de regar sembrados y dar de beber al ganado.

"Llevamos más de tres meses sin un suministro regular, y pasan hasta más de 12 días sin que llegue a nuestras casas", señala Aracelio, y agrega, como una posible solución al problema, que "antes a Sagua llegaba el agua por gravedad, utilizando la tasa de Viana, que está situada a más de cien metros sobre el nivel de nuestra ciudad ¿Podría activarse nuevamente como una alternativa?"