En accidente de avioneta muere un narcotraficante prófugo
La “narcoavioneta” provenía de Venezuela, y fueron encontrados varios paquetes con cocaína y armas.
Operación de inspección del avión estrellado en selva de Guatemala
 

Reproduce este artículo

Un avión con droga fue robado en la mañana del pasado martes 22 de septiembre del aeropuerto de Cuernavaca (México), y horas más tarde apareció estrellado en la selva de Guatemala mientras buscaba una pista clandestina de aterrizaje, produciendo la muerte de un importante narcotraficante y tres personas más.

El accidente ocurrió cerca de la medianoche del martes en una zona rural entre Alta Verapaz y el Quiché, muy cerca de la frontera con México. En el lugar fueron encontrados inicialmente dos cadáveres, armas y varios paquetes con cocaína, informó el Ejército de Guatemala.

Este jueves 24 de septiembre, La Fiscalía de Guatemala ubicó otros dos cuerpos, que se suman a los dos cadáveres recuperados del accidente de la aeronave proveniente de Venezuela, que había ingresado al país sin autorización.

Entre los dos nuevos cuerpos hallados por la Fiscalía estaría el del narcotraficante Jeankarlo Meneses, solicitado en extradición por los Estados Unidos y requerido por la justicia guatemalteca tras fugarse de la cárcel Mariscal Zavala en marzo del 2019.

En lo corrido del año, el Ejército de Guatemala ha localizado 26 aeronaves en zonas desoladas utilizadas en operaciones del narcotráfico, principalmente en el norte y sur del país. 

El pasado jueves 6 de agosto, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), en coordinación internacional con la Fuerza Aérea de Guatemala (FAG), confirmó la incautación de 2.107 kilos de cocaína, también procedente de Venezuela.

 

EL ROBO DE UNA “NARCOAVIONETA”

En la mañana del martes, cerca de las 9.00, tres personas llegaron al aeropuerto Mariano Matamoros de Temixco (Morelos), usado normalmente por pequeños aviones y helicópteros, y avanzaron hasta el filtro donde el personal controla el acceso. 

Los hombres dijeron ser mecánicos que venían a revisar un jet y hacer pruebas de motor y tras presentar la documentación pertinente se dirigieron al hangar donde estaba la aeronave, un Hawker 800 de color blanco con capacidad para 10 pasajeros, reportó El País.

Los falsos mecánicos pasaron dos horas revisando la aeronave en el hangar y durante ese tiempo llenaron el depósito de combustible. Luego de un tiempo, uno de los sujetos se dirigió a la salida para informar que sus dos compañeros se preparaban para hacer un vuelo de prueba. 

La torre de control revisó las autorizaciones y los permisos de vuelo para ese día y en ninguno aparecía el Hawker 800. Cuando las autoridades reaccionaron, la aeronave ya había cerrado las puertas, tenía los motores en marcha y se dirigía hacia la pista de despegue, según la versión del personal del aeropuerto interrogado por la Guardia Nacional.

Se conoció la ruta de la aeronave tras un aviso de las autoridades mexicanas a países de Centroamérica y Colombia, quienes comenzaron a darle seguimiento hasta adentrarse al mar Caribe por donde llegó a Venezuela, al Estado de Zulia, cerca de la frontera con Colombia.

El avión, con falsa matrícula XB-PYZ pertenecía a una compañía colombiana, dijo el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, quien reveló después que el certificado de aeronavegabilidad no estaba vigente y las personas entraron autorizadas por la empresa International Corporate & Cargo Services, que tenía a resguardo la aeronave desde hace un tiempo en su hangar. 

Frente a este flagelo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció en el mes de abril la operación antidrogas más grande de Estados Unidos en Occidente, para “no permitir que regímenes dictatoriales se aprovechen de la crisis por el coronavirus” y pidió a México “hacer más para impedir el tráfico de drogas”.

IMÁGENES DEL SITIO