Prenden fuego y vandalizan finca de campesino acosado por Seguridad del Estado

El miércoles en la tarde, “desconocidos” le prendieron fuego a los pastos del ganado de la finca de Andy Amaro Cruz, lo que provocó daños además en árboles de pinos y teca, y causó la pérdida de varios animales
La finca de Andy Amaro antes y después del incendio.
 

Reproduce este artículo

El ganadero Andy Amaro Cruz, quien labora un exitoso usufructo de 34 hectáreas (unas dos caballerías de tierra) en el municipio de Jovellanos, Matanzas, fue víctima de otro acto de vandalismo.

El ganadero denunció a Radio Televisión Martí que el miércoles en la tarde, por la parte trasera de la finca que colinda con una línea de ferrocarril, “desconocidos” le prendieron fuego a los pastos del ganado, lo que provocó daños además en árboles de pinos y teca, y causó la pérdida de varios animales.

“Empezó a las 4:20 de la tarde. Estoy en la finca y veo humo en el fondo. Entonces, cuando corrí hacia el lugar, veo que estaba prendido todo. En ese momento llamé a los bomberos y los que vinieron fueron los trabajadores de la forestal, porque hay en el lugar una plantación de pinos y teca”, señaló el criador de ganado mayor y caprino, quien recientemente fue citado a la oficina municipal del Ministerio de la Agricultura y amenazado con perder la licencia para operar las tierras que obtuvo en usufructo.

“Las pérdidas que sufrí consisten en que se me quemaron los postes de la cerca. Ahora tendré que cercar nuevamente. Además, se dañó el pasto para la alimentación del ganado y también desaparecieron varios animales: cinco carneros y tres chivas”, dijo el joven, que a sus 23 años ya es un exitoso productor de carne y leche.

Esteban Ajete Abascal, líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, organización que está apoyando al agricultor hostigado, responsabiliza a las autoridades de esta situación.

“Yo estoy culpando a la Policía Política, porque hay un silencio total por parte de las autoridades de Jovellanos. No hay presencia policial en el lugar de los hechos, no hay peritos. Están encubriendo este vandalismo realizado por grupos que tienen ellos preparados para todo esto”, concluyó Esteban.

Por su parte, Félix Navarro, presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, acusó que este acoso contra esta familia es por razones políticas y recordó que el padre de este usufructuario, Iván Amaro Hidalgo, es un preso político que está cumpliendo una condena de ocho años en la cárcel de Canaleta.

“Detrás de todo esto está la mano del G-2 en la provincia de Matanzas, su macabro actuar, para tratar de aniquilar a esta familia y llevarla a la ruina total”, enfatizó Navarro.

Hace una semana, cuando el Ministerio de la Agricultura en Matanzas le dio un ultimátum para quitarle la finca, el joven hizo una denuncia y ahora cree que las autoridades no han concretado la amenaza porque su acusación tuvo repercusión mediática.

“Al no venir las autoridades luego del ultimátum, porque la noticia salió por todos los lugares, ellos me van a hacer ahora cualquier cosa para que yo me canse. Ellos me van a atacar por cualquier lado, pero yo no me voy a cansar”, destacó el ganadero.

Su padre, el preso político Iván Amaro Hidalgo, quien es miembro del partido que dirige Navarro, está cumpliendo ocho años de prisión. Amaro Hidalgo fue detenido el 13 de agosto de 2016 por usar una camiseta con la consigna “Democracia Sí, Dictadura No” y “Abajo quien tú sabes”, el día en que Fidel Castro cumplía 90 años.

Por su osadía fue condenado a tres años de prisión por el delito de “Atentado”, y ya cumpliendo le sumaron tres años más por negarse a trabajar. Actualmente se encuentra en la cárcel de Canaleta.

Tomado de Radio Televisión Martí