Un pueblo aferrado al azar: cubanos molestos por “errores” en números de la bolita
Muchos en La Habana sintieron júbilo este sábado 19 de septiembre, cuando poco después de la 1:30 p.m. los principales sitios de bolita en internet dieron los números ganadores: 08-14-09. Pero la decepción fue infinita cuando, finalmente, fue rectificado el resultado
Lista de la bolita, juego de azar en Cuba. Foto: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Muchos en La Habana sintieron júbilo este sábado 19 de septiembre, cuando poco después de la 1:30 p.m. los principales sitios de bolita en internet dieron los números ganadores: 08-14-09. Pero la decepción fue infinita cuando, finalmente, fue rectificado el resultado.

“Mi tía cayó al piso, cuando le dijeron que dejara la contentura, que no era el 08 el número ganador”, así lo cuenta un jugador de la lotería conocida en Cuba como “bolita”.

“Tuvimos que prepararle un agua con azúcar para levantarla. Me enteré después que a mucha gente por ahí le subió la presión, y otros se estresaron tanto que no pudieron dormir. Y no es para menos”, dice este cubano que pide anonimato, pues en la isla es perseguido y penado el juego de azar.

Sin embargo, no se ha dejado de jugar a escondidas. Los números ganadores se dictan desde loterías en Estados Unidos. Los cubanos se acostumbraron a seguirlos clandestinamente por la radio en décadas anteriores, y en años recientes mediante páginas especializadas en internet y grupos de Facebook como Pick3 Florida y La lotería de Cuba (la bolita), esta última con más de 236 mil seguidores.

Nuestra fuente explica que “el 08 en la bolita es un número maldito, significa muerto. Todo el mundo lo estaba siguiendo, porque llevaba mucho tiempo sin salir. Yo fui uno de los más estresados con la confusión, le había puesto 200 pesos al 08, y 30 pesos al parlet con el 09 y el 14, que los anunciaron también. Di un grito, y un salto, y abracé a mi mujer cuando me mostró la tirada publicada en el sitio de Lázaro Morell, hasta ese momento confiable”.  

Cuenta que se alegró: “¡Los tres números: mi sueño!  En mi cabeza comencé a sacar los parleses posibles con los tres números y a calcular el monto en miles, y recuerdo que en mi alegría le grité a mi mujer: ¡Al fin vamos a tirar la placa!”.

Decepción similar la sufrió Cata, una anciana del barrio habanero Romerillo, quien llevaba tres meses “persiguiendo” el triunfo con el 08. Cuando vio la noticia en el móvil de su nieta, también dio un salto, a pesar de su vejez y sus huesos secos.

“Vi la luz, cuando me dijeron que había salido el 08”, dice la anciana, “lo cogí con diez pesos, que eran 750, pero digo lo cogí como una ilusión, porque al final rectificaron y el número ganador era el 44. Ahí fue cuando me subió la presión y tuve el pre infarto. Tanto dinero en la mano y de pronto nada”.

La bolita fue un juego tradicional en Cuba, casi una pasión, hasta la llegada de los “revolucionarios” al poder en 1959. Pronto fue prohibida por la ley y pasó a ser clandestina. Banqueros y apostadores han sido perseguidos y encarcelados por años, pero la bolita continuó viva en muchas familias.

Hoy muchos continúan poniendo en el azar sus esperanzas, sobre todo entre los sectores más pobres de la población. Depositan en un golpe de suerte todos sus sueños, para enfrentar la dura crisis que atraviesa el país.

Las nuevas tecnologías y la llegada de internet a la isla digitalizaron el negocio, con decenas de sitios que ofrecen pronósticos y charadas, cábalas, pirámides, bolas de color y numerología de los signos zodiacales. También existen aplicaciones en los teléfonos móviles, con estadísticas de los números premiados hasta el año 2000 (por día, mes y año), los números más atrasados, las combinaciones posibles y cualquier información adicional sobre este vasto mundo de las cifras.

Las páginas más concurridas por los jugadores de la isla son La bolita cubana, Adivinanzas y pronósticos para la bolita, La lotería de Cuba, Predicciones de La india, Número exacto (de Lázaro Morell) y el Pick3 Florida. Además, existen innumerables grupos de WhatsApp. Así los apostadores mantienen comunicación las 24 horas del día, girando alrededor de la bolita.

El primer anuncio de los falsos números ganadores de ese sábado fatídico, salió del sitio de Lázaro Morell, quien cobra 5 CUC por integrarse a su grupo de WhatsApp para obtener sus pronósticos. Era hasta ese momento, uno de los más seguidos.

Las quejas comenzaron a llover en la red un rato después, cuando tuvo que rectificar la jugada y los seguidores se indignaron. La alegría que trajo el anuncio del 08, se apagó al consensuarse en otros sitios la verdadera información: el 44.

“¡Y nada menos que el 44, que significa en la bolita el año del cuero!”, se queja Luis, mecánico de 46 años.

Él anotó 30 pesos al 08 y dio gritos de contento en medio de la calle, pero luego casi se desmaya al conocer la verdad.

“¡Porque este 2020 ha sido el verdadero año del cuero! ¡Porque mira que nos han dado golpes!”.

Un banquero de Santa Fe, que prefiere no revelar su nombre y menos ahora que la policía anda apresando y decomisando, confiesa que todos los bancos de La Habana hubieran ido al piso, si en realidad sale el número 08.

“Todo el mundo lo está jugando. La gente anda también detrás de los datos del doctor Durán, en los partes médicos sobre la Covid-19, muchas veces han coincidido con los tiros de Miami y la gente rumora ya que es un complot, y los números que tira la Florida es un negocio cubano. Yo no comparto esa opinión, creo que los resultados son obras del azar”.

Tirso Díaz, un barbero de 60 años y jugador de bolita de toda la vida, asegura que un banquero famoso que fue suegro suyo, le confesó una vez que ellos debían informar por teléfono a Miami los números más perseguidos en la isla.

“Me dijo que llamaban a un número telefónico, una hora antes del tiro, para dar los tres más cargados en las listas”.

¿Realidad o leyenda urbana? Lo cierto este sábado fue que las protestas de los internautas por la “confusión” de los números premiados, se mantuvieron toda la tarde y muchos indignados lamentaron que ya “estos sitios no son serios”. También hubo estampida de los grupos de WhatsApp. Otros arriesgaron hipótesis como que habían sido hackeadas las cuentas, o acusaron a la Seguridad del Estado cubano de querer desarticular los grupos de bolita en internet.

La usuaria de Facebook Jimmy Pita Padrón comentó, sobre su decisión de abandonar uno de los primeros sitios que anunció el tiro falso: “Primero provocó una alegría tremenda en la gente y luego una angustia profunda. No sé qué está pasando. El 44 es un número que pocas personas siguen, a mí me parece que hay trampa. La gente perdió su dinero y los bancos se llenaron con la jugada”.

Otra internauta que se hace llamar Masimilien Alba, del grupo Pronóstico y Adivinanzas, escribió:

“Con el mayor respeto, caballeros, ¿a dónde vamos a llegar? Entre el coronavirus, que está acabando, más la falta de comida, más los números falsos, van a acabar con la gente. Esto es muy serio, por favor. Los administradores que saquen al culpable,  ayer pasó lo mismo, pusieron el 46 como ganador y luego fue el 88. Mucha gente se deprimió en mi barrio. A una vecina le subió la presión y tuvieron que llevarla al hospital”.

ADN Cuba escribió a varios administradores de los grupos de la bolita, pero hasta el cierre de este reportaje, ninguno ha respondido si existió hackeo en sus cuentas, o alguna otra razón para los números "erróneos" que llevaron a muchos cubanos de la alegría al lamento.