Twitter restablece varias cuentas de funcionarios y medios oficialistas suspendidas el miércoles

La red social Twitter restableció algunas cuentas de medios estatales, periodistas y funcionarios del Gobierno cubano que habían sido bloqueadas el miércoles, mientras otras, como la del ex presidente Raúl Castro, continuaban suspendidas.

Funcionarios cubanos acusaron a Twitter de "censura masiva", luego que el pasado miércoles la empresa suspendiera las cuentas poco antes de una comparecencia del presidente Miguel Díaz-Canel en la televisión estatal.

"Twitter finalmente nos ha devuelto nuestras cuentas", tuiteó Mariela Castro, hija de Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba. "Gracias a quienes expresaron su solidaridad ante la agresión de los medios contra Cuba", señaló.

La supuesta "agresión" fue, en realidad, parte de una reciente cruzada del portal contra las cuentas falsas y la propaganda gubernamental a través de bots y cuentas falsas. En los últimos meses, Twitter ha eliminado decenas de millones de cuentas sospechosas en un nuevo esfuerzo para restaurar la confianza en la popular plataforma.

Un vocero de Twitter explicó que los perfiles bloqueados o suspendidos infringieron las políticas de uso de la plataforma e incurrieron en una amplificación artificial de la información, algo que no está permitido por esa red social.

El sitio web estatal Cubadebate dijo que todas sus cuentas en varios idiomas, así como las de sus directores y periodistas, permanecen suspendidas.

El Gobierno se quejó entretanto de que la cuenta del diario Granma, órgano del Partido Comunista, fue devuelta con una "inexplicable reducción de seguidores". El portal suele eliminar los seguidores falsos tras denuncias de usuarios o como parte de la revisión de las cuentas suspendidas.

El Estado cubano tiene el monopolio de los medios tradicionales de prensa. Aunque los principales medios de comunicación oficialistas tienen diferentes perfiles en las redes, con frecuencia publican artículos similares o se retuitean coordinadamente entre sí.

Muchos medios estatales cubanos, periodistas y funcionarios se limitan a retuitear declaraciones oficiales. El periodismo independiente en Cuba es reprimido sistemáticamente y el Gobierno bloquea el acceso a los sitios web de varios medios alternativos que lo critican.

(Con información de Reuters)