Trasladan a anciana en una carretilla a falta de ambulancia

El déficit de ambulancias se agravó durante la pandemia en Cuba y obliga a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos a recurrir a soluciones insólitas.
Anciana-Carretilla
 

Reproduce este artículo

Una anciana en el municipio Antilla, Holguín, fue trasladada en una carretilla por falta de ambulancias, informó el internauta Sandy Dueñas.

“Esta es la realidad de la ‘potencia médica”, declaró Dueñas en su tuit y compartió los nombres de los funcionarios del gobierno municipal que, a su juicio, son los responsables de la suerte de esta anciana.

El déficit de ambulancias se agravó durante la pandemia en Cuba y obliga a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos a recurrir a soluciones insólitas, como en el poblado San Germán, de Holguín, donde carretones de caballos comenzaron a trasladar pacientes.

En la provincia de Guantánamo recurren desde inicios de agosto a los taxis privados para transportar enfermos y sospechosos de tener coronavirus en el municipio San Antonio del Sur.

En marzo de 2021, Yamilian Tamayo, una cubana que llegó a la isla procedente de Rusia con coronavirus, murió en un centro de aislamiento por falta de una ambulancia.

Dos meses antes, Nayelis de Jesús Montalvo Hernández murió de un paro respiratorio sin que pudiera llegar a un hospital porque no había una ambulancia equipada para hacerlo en el municipio matancero Colón.

La crisis también afecta al transporte funerario. El 6 de septiembre la internauta Mariolis Sánchez compartió imágenes de un suceso que se ha vuelto habitual en Cuba: en Güira de Melena un fallecido es transportado en una camioneta.

En las imágenes se observa el momento en que suben el féretro al auto funerario improvisado, mientras una comitiva de vecinos asombrados observa el suceso, que ocurrió sobre las 10:00 a.m. de este 6 de septiembre en avenida 87, no. 8201, en el municipio de la provincia Artemisa, declaró Sánchez a ADN Cuba.

Debido al aumento de muertes por el coronavirus, en varias provincias no alcanza el transporte fúnebre y los familiares se ven obligados a buscar soluciones fuera de lo común, como reconoció en agosto el director de Servicios Comunales en Guantánamo, Ihosvany Fernández.