Tras seis meses nada se sabe de médicos cubanos secuestrados 

 

A punto de cumplirse seis meses del secuestro de dos médicos cubanos en Kenya nada se sabe de su suerte a ciencia cierta. Dicen que están vivos, pero ni siquiera ha podido verse una constancia gráfica de los galenos Landy Rodríguez y Asel Herrera en las zonas de Somalia dominadas por el grupo terrorista Al Shabaab, considerada una franquicia de Al Qaeda

Los cubanos fueron raptados de forma violenta el 12 de abril en el condado de Mandera, en el noreste, a más de 1.000 km de la capital kenyana de Nairobi. Durante el secuestro fue asesinado uno de los escoltas de los médicos. El chofer del auto donde viajaban fue detenido y procesado bajo cargos de presunta colaboración con los delincuentes, según la prensa local. 

Pero hasta hoy las promesas reiteradas de un rescate próximo y seguro de los doctores han quedado sólo en eso. Y el peligro para sus vidas es cada vez mayor porque las evidencias demuestran que están en medio de conflictos tribales, diplomáticos entre Somalia y Kenya, y bélicos de fuerzas locales e internacionales contra el grupo terrorista. 

 

Hace unos días una base militar estadounidense a unos 90 km. de Mogadiscio, la capital somalí, y representantes militares de la Unión Europea, fueron atacados por Al Shabaab. La administración del presidente Trump ha aumentado la ayuda y el compromiso militar en Somalia y está decidida a elevar el uso de ataques aéreos y aviones no tripulados para combatir a los terroristas Este aumento ha sido acompañado por un cambio en la clasificación de zonas de Somalia a "áreas de hostilidades activas", lo que significa que los comandantes no necesitan aprobación de alto nivel para realizar ataques, según BBC. ¿Estarán los médicos cubanos en estas “áreas de hostilidades activas?

Analistas aseguran que en los últimos años el grupo yihadista ha cambiado su enfoque de confrontación militar directa, a tácticas de desestabilización, como atentados con bombas, emboscadas, asesinatos y secuestros de funcionarios somalíes e internacionales. También ha seguido teniendo éxito en la generación de ingresos en conexión con los clanes locales de ciudades y aldeas, recaudando impuestos y sobornando fuera de las áreas controladas por el gobierno. En el primer y último contacto telefónico de la televisión estatal cubana con el jefe de la brigada médica cubana en Kenya, Damodar Peña, un ex ministro de Salud Pública destituido en 2004, dijo hace justamente dos meses que las autoridades locales tenían a sus mejores hombres en la búsqueda de los médicos, “están haciendo sus mejores esfuerzos” y que “la población está cooperando”

Los familiares de los médicos en la isla tampoco han sido entrevistados por la televisión ni otros medios oficiales en los últimos meses, no obstante haber tenido encuentros con el presidente cubano Miguel Díaz Canel quien les reiteró de los esfuerzos conjuntos que se están haciendo y de sus conversaciones telefónicas con sus homólogos de Kenya y Somalia, y de similares contactos de su canciller Bruno Rodríguez y ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda. 

No se conoce, hasta la fecha, si el ministro Miranda, a quien EEUU le negó recientemente el visado, tiene en agenda viajar a Kenya. Tampoco el programa televisivo Mesa Redonda le ha dedicado un espacio al caso del secuestro de los médicos. Hace dos meses la televisión cubana hizo un llamado a la solidaridad internacional. Los dirigentes cubanos no han hecho mención del caso de los médicos en intervenciones importantes recientes en la ONU ni en La Habana, a propósito de la visita de la señora Federica Mogherini, de la Unión Europea quien precisamente había estado en Kenya en mayo.