Anciano de 80 años teme morir en Cuba antes que le paguen sus 5 mil 254 pesos

Israel Yara Viñales, un cubano de 80 años, residente en la localidad de Piedrecitas, Camagüey, denunció que la Caja de Resarcimiento de ese territorio solo le da evasivas y no acaba de pagarle los 5 254 pesos que debe cobrar desde 2016, tras un fallo legal a su favor.

Israel “es una de las tantas víctimas que en el país aguardan por una indemnización por parte de sus victimarios, derivada del fallo de los tribunales y no ejecutada”, de acuerdo con la denuncia publicada en la sección Acuse de Recibo del diario Juventud Rebelde.

En 2016 el Tribunal Provincial de Camagüey, falló a su favor en un caso no explicado en la denuncia, pero identificado el “expediente 1279574”. La sentencia judicial emitida “exigía que los dos acusados en el proceso debían resarcirle a él y a Pedro Mejías la suma de 5 254 pesos”, señala la nota.

Pero tanto Israel como el otro beneficiado “han ido muchas veces a la Caja de Resarcimiento de Camagüey” sin obtener resultados satisfactorios. Yara Viñales se queja en la prensa oficial de que deben asistir a esa institución con sumo sacrificio, pues ambos residen en Piedrecitas, una localidad ubicada en el municipio Carlos Manuel de Céspedes.

Israel refiere que  “quien los atiende allí les dice que uno de los acusados está laborando, y sobre el otro, hay que ver al jefe de sector para que lo sitúen a trabajar, cuando en realidad los dos están presos”.

 

 

En tres años de infructuosas gestiones no han podido cobrar el dinero que les deben, una función que le corresponde a la Caja de Resarcimiento. “Ya tengo 80 años, y de seguir así, enfermo como estoy, no podré recuperar mi dinero”, teme el anciano.

El reportero José Alejandro Rodríguez, que lleva la sección antes mencionada, consideró que “No basta con que hayan sido víctimas de transgresiones ajenas (…), sino que son doblemente afectados, pues la indemnización derivada del fallo del tribunal está en manos de los propios quebrantadores de la Ley.

¿No hay en la práctica mecanismos coercitivos que obliguen a cumplir? ¿Se puede burlar la sentencia de un tribunal? ¿Qué hace al respecto la Caja de Resarcimiento que, por cierto, cuando el acusado paga, le retiene al beneficiario un porciento de la indemnización?”, concluyó cuestionándose el autor del texto.

La Caja de Resarcimiento es una de las instituciones vinculadas al sistema judicial cubano que más quejas genera, por su ineficiencia y demoras a la hora de pagar las indemnizaciones. La propia prensa oficial ha publicado varias denuncias en este sentido.