Trabajadores de Cadeca y de tiendas en MLC detenidos por “compra y venta ilegal de divisas”
En Santiago de Cuba, trabajadores de Cadeca y de tiendas en MLC tenían un negocio ilegal de compra y venta de divisas. Ahora el régimen los tiene detenidos y en espera de juicio
Trabajadores de Cadeca y de tiendas en MLC detenidos por “compra y venta ilegal de divisas”
 

Reproduce este artículo

Trabajadores de las casas de cambio (Cadeca) y de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) de Santiago de Cuba fueron detenidos por la compra y venta ilegal de divisas y por cooperar con acaparadores y revendedores, los nuevos enemigos del régimen.

El negocio comenzaba en las casas de cambio y era ejecutado por algunos cajeros según indica un reporte del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. 

Annia Rojas Domínguez, directora de Cadeca en esa provincia explicó cómo transcurría el proceso: “Lo que paso en este caso es que el cajero al presentarse el cliente no registra la operación del cambio de la moneda en el sistema de caja, y actúa con un dinero de procedencia que no es de la entidad”.

Durante el proceso investigativo, las fuerzas del Ministerio del Interior descubrieron toda una red a la cual pertenecían todos los implicados: “se ha demostrado la vinculación que poseen todas estas personas, desde su posición, a partir de que los cajeros de Cadeca que usan la divisa que les entra a su caja para canjearla con los expendedores de divisa ilegales, estos son los que recargan las tarjetas de estos acaparadores y revendedores”, dijo el Mayor Hermes Alexander Laussao, quien es Instructor penal del Órgano de Investigación Criminal”.

Como el decomiso es ley y moda fueron ocupados unos 250 euros, 8365 dólares americanos, 10 mil 857 CUC y 18 mil 180 Cup, además de 17 tarjetas magnéticas de las cuales ocho operaban en MLC; dos Split y un ventilador.

En el contexto de la pandemia el show mediático desplegado por régimen que trasladó Tras la huella al horario estelar, sigue desmantelando negocios privados, redes de ilegalidades, funcionarios corruptos, etc. en lugar de asegurar la alimentación del pueblo y evitar la toma de medidas desastrosas para la sociedad cubana.

En días pasados un cubano en Pinar del Río fue detenido por el cambio informal de moneda. Su detención ocurrió en la vía pública mientras entregaba 500 dólares a otro ciudadano. 

Fuerzas del Minint le interceptaron y descubrieron en su auto particular un monto de 10 mil 800 dólares estadounidenses (USD), alrededor de 39 000 pesos cubanos (CUP) y 1 000 pesos cubanos convertibles (CUC).

En este caso particular también existían trabajadores del estado implicados: “El acusado principal contaba con la complicidad de tres empleados de una sucursal del estatal Banco de Crédito y Comercio (Bandec) en la cabecera provincial. Estos le facilitaban el cambio en CUC. Por cada CUC que le vendían a 24.20, obtenían el beneficio de los 20 centavos”, reportó ADN Cuba.

Por otro lado, en su afán de controlarlo todo el régimen teme a figuras como acaparadores y revendedores. En agosto pasado una de las preocupaciones principales de la cúpula del poder en la Isla era el comercio paralelo devenido del alquiler de tarjetas, negocio que sigue y seguirá luego de la apertura de las tiendas en MLC, medida que disgusta al pueblo cubano sin importar el estrato social al que se pertenezca.