Tiendas de La Habana no aceptan CUC por "problemas en cajas registradoras"

El gobierno del municipio capitalino Plaza de la Revolución dijo a los ciudadanos que algunas tiendas TRD tuvieron "problemas técnicos" y que trabajan para solucionarlos
Tienda en divisa en Cuba
 

Reproduce este artículo

Varias tiendas TRD en el municipio capitalino Plaza de la Revolución no aceptan CUC debido a problemas en sus cajas registradoras, aclaró este 6 de enero el gobierno local a los usuarios de estos servicios que antepusieron una queja.

Según la Asamblea Municipal del Poder Popular, en el territorio hay 63 TRD, cuatro de los cuales no reciben CUC desde el primero de enero, y otras dos no admiten dos tipos de cambio a la vez, por fallas en su sistema contable.

Las últimas dos entidades a las que hace referencia el gobierno municipal son: Almendares (Consejo Popular “Puentes Grandes”) y Nuevo Milenio (ubicada en 39 y 4, Vedado). El directivo enfatizó que están trabajando para solucionar el tema de las cajas para en lo adelante poder aceptar el CUC.

Al respecto, precisó que en existencia no tienen los medios técnicos para cambiar la tecnología. Asimismo, detalló que los administrativos de las tiendas y sus trabajadores tienen la responsabilidad de explicar a los clientes las afectaciones que se puedan tener con el particular de la recogida del CUC como está establecido por 180 días.


Muchos cubanos reclamaron que las dependencias del Estado no aceptaban el CUC desde el primero de enero —día que comenzó el reordenamiento monetario— a pesar de que el gobierno dio un plazo de seis meses antes de suspender su circulación.

Un usuario que se identificó en Twitter con el pintoresco nombre de Francis Drake comentó que el 4 de enero fue a comprar combustible en un Cupet —las gasolineras propiedad de la empresa estatal Cuba Petróleos (Cupet)— y se encontró un cartel donde se decía que la instalación no aceptaba CUC.

Desde Guanabo, la activista María Elena Mir Marrero aseguró a Radio Martí que los dos bancos de la localidad —ubicada al este de La Habana— están abarrotados de personas que buscan deshacerse lo antes posible de la moneda ya inservible.

“En Guanabo, en La Rotonda, hay una tienda y fui a hablar al jefe de piso. Ahí había una revolución armada, pero ellos no aceptan el CUCno le están aceptando a la gente en las tiendas el CUC, luego que el gobierno dijo que sí que lo aceptaría hasta seis meses después que empezaron el día cero, que fue el primero de enero. Es increíble. Tienen a los cubanos locos”, dijo la opositora.

Mientras tanto, el precio del dólar en el mercado informal cubano sigue aumentando. Una rápida búsqueda en la plataforma Revolico arroja que lo menos que potenciales compradores de dólares ofrecen a quienes los tienen es 1.5 pesos cubanos convertibles (CUC), el equivalente a 36 pesos cubanos, mientras que los tenedores mayormente los ofrecen a un mínimo de 1.6 CUC (poco más de 38 pesos cubanos).

Muchos anticipan que resta poco para que la tasa ascienda hasta 75 o, en el peor de los casos, 100, como en el temido Período Especial de los años 90.

El régimen decretó una tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por dólar para la fase final del ordenamiento, presumiblemente los seis meses durante los que aún seguirá circulando el peso cubano convertible, a una tasa de uno por uno respecto al dólar.

Sin embargo, por la falta de disponibilidad de dólares en las arcas estatales, los cubanos sólo pueden acceder a la moneda del “enemigo” en el mercado informal, donde la tasa de cambio la dicta la ley de la oferta y demanda, así como la voluntad de tenedores y compradores.