Santa Clara: Régimen desaloja a cubana con tres niños
“Llevo dos años yendo a la Dirección de la Vivienda y no me han resuelto nada. Deambulo desde hace 5 meses en la calle con mis tres hijos”, declaró esta cubana
Policía en Cuba
 

Reproduce este artículo

La policía cubana desalojó el 16 de septiembre a una mujer que, junto a sus tres hijos, ocupó sin autorización la sede de un consultorio médico abandonado en el reparto América Latina, ubicado en la ciudad de Santa Clara.

Wilma Amado Labra, cuyos hijos padecen de asma, se apropió del local que llevaba meses abandonado y sin servicios de agua o electricidad. Ahora su mayor preocupación es que sus hijos forman parte de la población de alto riesgo para el contagio de coronavirus.

“Llevo dos años yendo a la Dirección de la Vivienda y no me han resuelto nada. Deambulo desde hace 5 meses en la calle con mis tres hijos”, dijo Wilma a Radio Televisión Martí.

Su hijo mayor tiene un brazo inmovilizado, por lo que su condición tampoco es óptima y su deseo de que pudieran descansar los tres de forma segura la llevó a forzar las puertas del consultorio la noche del martes, pero la tranquilidad le duró muy poco.

“La policía vino al otro día por la mañana, rompieron la puerta y yo accedí a salir de forma voluntaria”, explicó Wilma. Luego de echarla a la calle, el régimen le prometió una solución que ella espera que cumplan pues hasta ahora no la han ayudado.

“Me llevaron para el gobierno municipal. Varios funcionarios conversaron conmigo, entre ellos uno que dice ser el director de Salud de acá de Santa Clara. Me dijeron que esa casa es de una doctora que está cumpliendo misión”, explicó.

Las autoridades le prometieron que en cinco meses le otorgarían un terreno y un crédito para construir una casa para ella y sus hijos. “Vamos a ver si cumplen. Ahora una tía mía me está dando cobijo”, indicó.

El problema de la vivienda en Cuba ha empeorado en las últimas décadas. Apenas esta semana, un hombre se cosió la boca e hizo huelga de hambre para que las autoridades le entreguen una vivienda digna para habitar con su familia, pues la suya está a punto de derrumbarse.

Mientras el gobierno sigue haciendo inversiones millonarias en el mejoramiento y construcción de hoteles para los extranjeros, solo ha cumplido con el 1% del plan de vivienda desde 2019, entregando 400 casas de las 60 000 que supuestamente había contemplado.